Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“La gente piensa que estoy embarazada pero tengo insuficiencia hepática”

La gente piensa que está embarazada pero padece fibrosiscuatro.com

El abdomen de Jo acumula unos 23 litros de líquido cada tres semanas. La gente suele pensar que está embarazada, pero sufre insuficiencia hepática consecuencia de las tres botellas de vino que bebe a diario. La única solución para Jo es una trasplante de hígado.

Jo debe acudir cada tres semanas al hospital para que le drenen el líquido. Jo, cuenta el diario Daily Mail, es una de las participantes en un programa de la BBC que pretende alertar sobre los riesgos del alcohol para la salud y como éste puede hacer que cuerpo de una persona de 20 ó 30 años parezca el de un jubilado.
El consumo excesivo de alcohol ha dañado tanto el estómago de Jo que sus dimensiones son enormes. Cuando sube al autobús la gente le cede su asiento porque piensa que está embarazada. Su abdomen acumula litros y litros de líquido. Así, cada tres semanas acude al hospital donde le drenan alrededor de 23 litros.
El tamaño de su barriga es un efecto secundario de la fibrosis llamado ascitis: la  retención de líquidos le hace parecer embarazada y que las venas se le marquen en su estómago.
Su única esperanza de supervivencia es un trasplante de hígado, y no hay garantía de que va a sobrevivir a eso.
Jo cayó en la adicción al alcohol durante los años que trabajó en un bar. Hace cinco años que perdió por completo el control del consumo de alcohol, llegando a beber más de tres botellas de vino al día. Esta cantidad equivale a 15 veces el consumo recomendado para una mujer.