Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gases lacrimógenos en el asalto de la policía al diario opositor turco Zaman

La policía turca ha cargado contra un grupo de manifestantes que trataba de impedir el acceso de los agentes a la sede del diario opositor Zaman, en Estambul. Durante los enfrentamientos, la policía ha utilizado gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los participantes en la protesta.  El Ministerio Público de Turquía ha ordenado a la Policía tomar el control de varios medios, entre ellos Zaman, por los presuntos vínculos entre el diario y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, que Ankara considera un grupo terrorista. Los manifestantes ven en esta acción un atropello a la libertad de expresión en el país. La ONG pro Derechos Humanos Human Rights Watch también se ha manifestado en contra y ha condenado la apropiación del rotativo, en lo que ha descrito como "el último esfuerzo" del presidente Recep Tayyip Erdogan para silenciar a los medios.