Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de Irak liberan a decenas de personas de una cárcel de Estado Islámico en Mosul

Las fuerzas iraquíes han liberado este sábado de una prisión en el oeste de la localidad de Mosul a decenas de personas que se encontraban detenidas por milicianos del grupo terrorista Estado Islámico.
El Ejército de Irak ha hallado decenas de detenidos provenientes de las ciudades de Faluya, Ramadi, Saqlawiya y Karma mientas avanzaba en el marco de la operación puesta en marcha para recuperar las zonas del oeste de Mosul que se encuentran bajo el control de los milicianos.
Los detenidos han sido trasladados a otros lugares para su posterior identificación después de ser liberados, según ha publicado el portal de noticias Iraqi News.
Durante los últimos días, Estado Islámico ha matado a decenas de civiles que intentaban huir de las áreas de Mosul que aún permanecen bajo su control.
Los cuerpos han sido hallados en una de las calles de la ciudad que llevan al barrio de Zanjili, donde las fuerzas iraquíes han llevado a cabo este sábado un bombardeo tras evacuar a catorce familias. Junto a ellos se encontraban las bolsas en las que trasladaban sus pertenencias.
Las fuerzas iraquíes se hicieron este viernes con el control del barrio de Sihha, uno de los últimos cuatro distritos que la organización terrorista mantenía bajo su control.
Según datos de la ONU, que ha alertado de la escasez de alimentos y medicinas en la ciudad, al menos 200.000 personas se han visto atrapadas en la urbe debido al aumento de la violencia desde que comenzó la ofensiva.
El control del grupo terrorista se extiende ahora al centro de la Ciudad Vieja, densamente poblada, y los barrios de Zanjili y Al Shafa. Las fuerzas iraquíes recuperaron en enero el control del este de la urbe después de tres meses de enfrentamientos.