Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estrepitoso fracaso de May a pesar de haber ganado las elecciones

La cara desencajada, a mitad del escrutinio, de Theresa May ya confirmaba su fracaso estrepitoso. Adelantó las elecciones tres años para reforzar su mayoría para renegociar el Brexit y cómo preveían los sondeos ha perdido la mayoría absoluta. Ahora los conservadores lo tendrán muy difícil para gobernar, dejando las negociaciones del brexit en el limbo. Los laboristas de Corbyn son los que salen más reforzados. Aunque no podrán formar gobierno, han superado los resultados de 2015. Su líder celebra la pérdida de apoyos de los tories y pide la dimisión de Theresa May. Mientras en Escocia, el descalabro de los nacionalistas es total frente al ascenso de los conservadores. Lo que se interpreta como un rechazo en toda regla al segundo de referéndum soberanista anunciado por su primera ministra. El otro varapalo de la noche es para UKIP, el partido xenófobo y propulsor del brexit se queda sin representación. Los liberaldemócratas, en cambio, mejoran sustancialmente su representación frente a hace dos años. Mientras la incertidumbre se traslada a los mercados, con la gobernabilidad en el aire, la libra cae más de un uno por ciento.