Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La expresidenta de Corea del Sur niega todos los cargos presentados en su contra

La expresidenta de Corea del Sur Park Geun Hye, que fue destituida el pasado mes de marzo, ha negado este martes todos los cargos que se le imputan en su primera audiencia durante el histórico juicio que ha arrancado hoy por su presunta implicación en un importante escándalo de corrupción.
Uno de los abogados de Park, Yoo Yeong Ha, ha asegurado que los delitos que se le imputan están basados en "interferencias e imaginaciones" en lugar de en "estrictas evidencias", según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
"Muchas de las pruebas entregadas por la Fiscalía son artículos publicados en la prensa. Quiero preguntar: '¿Desde cuándo la Fiscalía ha estado utilizando artículos de noticias como pruebas en casos criminales?'", ha señalado.
"Mi posición es la misma que la de mis abogados", ha afirmado Park, que entró antes de las 10.00 horas (las 3.00, hora peninsular española, vestida de azul marino y con las manos esposadas, al tribunal del distrito central de Seúl acompañada de varios agentes del penal.
Park ha tenido que comparecer ante un panel integrado por tres jueces y presidido por Kim Se Yun, quien también se encarga del caso de Choi Soon Sil, la amiga y confidente de la expresidenta cuya detención destapó este escándalo.
La exmandataria fue imputada en abril por recibir sobornos, por abuso de poder, coerción y filtración de secretos estatales. Se le atribuyen un total de 18 delitos.
Una de las acusaciones más graves que pesan sobre la exmandataria es la de aceptar o solicitar sobornos por valor de 59.200 millones de wones (casi 47 millones de euros) de tres importantes conglomerados surcoreanos, a saber Samsung, Lotte y SK, para ella o para Choi. En caso de ser condenada, podría enfrentarse a una sentencia máxima de cadena perpetua.
Tanto Choi como el presidente de Lotte, Shin Dong Bin, también han tenido que comparecer ante la Justicia por este caso. El juicio contra el líder 'de facto' de Samsung, Lee Jae Yong, también está en marcha, después de que éste fuera imputado el pasado mes de febrero.
'LISTA NEGRA' DE ARTISTAS
Entre otras cuestiones que se incluyen en esta investigación está la creación y gestión de una serie de 'listas negras' de artistas surcoreanos críticos con el Gobierno de Park, a quien se les llegaron a negar fondos públicos, pero también la presión a empresas locales para donar miles de millones de wones a dos fundaciones de Choi.
La Fiscalía sospecha, asimismo, que la exmandataria ejerció presión a firmas locales para firmar contratos de negocios con las compañías de su amiga y confidente.
En las dos sesiones preparatorias al juicio, en las que Park no compareció, sus abogados ya negaron todos los cargos presentados contra ella. Sin embargo, si bien en las sesiones preliminares no es necesaria la presencia de los acusados, sí lo es en las audiencias formales.
Park es la tercera en la lista de expresidentes del país que se enfrenta a un juicio por corrupción, después de que Chun Doo Hwan y Roh Tae Woo fueran condenados a finales de la década de los noventa, por recibir sobornos pero también por su implicación en la masacre de Gwangju, en la que murieron más de 150 personas.
El tribunal podría emitir su fallo sobre Park antes de que expire el período de seis meses de detención para Park después de su imputación, que tuvo lugar el pasado 17 de abril. La expresidenta tendrá que comparecer de nuevo ante la Justicia el jueves.