Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China identifica las sustancias químicas que provocaron las explosiones en Tianjin

Aumentan los muertos tras las explosiones en Tianjin, en ChinaReuters

El vicealcalde de la localidad china de Tianjin, He Shushan, ha afirmado este miércoles que las sustancias químicas almacenadas en la empresa que explotó la semana pasada han sido identificadas, según ha informado la agencia china de noticias Xinhua.

El vicealcalde de la localidad china de Tianjin, He Shushan, ha indicado que el almacén contaba con alrededor de 40 sustancias, entre las que figuran 1.300 toneladas de compuestos de óxido --principalmente nitrato de potasio y de amonio--, 500 toneladas de materiales inflamables --sodio metálico y magnesio-- y 700 toneladas de sustancias tóxicas, especialmente cianuro de sodio. Asimismo, se ha localizado cafeína.
Según estas informaciones, la mayoría de las sustancias han sido localizadas en el lugar de la explosión, alrededor de la cual se han colocado ataguías especiales para reducir el riesgo de contaminación. Pese a ello, se han encontrado unos cien kilogramos de químicos en un radio de tres kilómetros.
Las explosiones registradas la semana pasada, por las que perdieron la vida al menos 114 personas, han generado un malestar entre la población de la zona.
Miles de ciudadanos fueron desalojados de las áreas aledañas, destruidas por los efectos de las potentes deflagraciones.
Cientos de personas han reclamado al Gobierno que les indemnice por los daños causados o les entregue propiedades equivalentes a las destruidas.
El Gobierno chino ha abierto una investigación sobre el responsable del organismo que vigila la seguridad laboral, aunque sin vincularlo abiertamente a las explosiones de Tianjin.