Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico reivindica el atentado en Irak que ha dejado 120 muertos

El Estado Islámico reivindica el atentado en Irak que ha dejado 120 muertosReuters

Al menos 120 personas han muerto por la explosión ayer de un coche bomba en un concurrido mercado iraquí de Jan Bani Saad (provincia de Diyala, a 30 kilómetros de Bagdad). En ese momento se estaba celebrando el final del mes de Ramadán.

La milicia suní ha confirmado en un comunicado que uno de sus miembros hizo detonar el vehículo que ha sacudido este viernes un abarrotado mercado. En el atentado suicida se utilizaron tres toneladas de explosivos, según Estado Islámico, que ya había cometido ataques previamente en la provincia de Diyala.
"Algunas personas han utilizado cajas de verduras para recoger partes de los cuerpos de niños", ha contado un policía, Ahmed al Tamimi, desde el lugar de la masacre. Al Tamimi ha descrito el daño en la zona como "devastador".
Tras la explosión, grupos de personas han aplacado su ira rompiendo las ventanas de los coches que había aparcados en la zona del mercado. Una fuente de la Policía de Diyala ha advertido de que los equipos de rescate seguían recuperando cuerpos de entre los escombros, por lo que el balance de víctimas no sería definitivo.
El Gobierno regional ha declarado tres días de luto y ha ordenado el cierre de todos los parques y zonas de ocio durante el resto de la festividad de Eid al Fitr para evitar posibles atentados.