Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exfutbolista Cuauhtémoc Blanco abandona la huelga de hambre en protesta por su juicio político

El alcalde de la localidad mexicana de Cuernavaca, el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco, ha puesto fin este domingo a su huelga de hambre, un día después de iniciarla para protestar en contra de un juicio político contra él.
Blanco ha anunciado el fin de su protesta poco después de que la Suprema Corte de Justicia le concedió una suspensión para que no sea retirado del cargo, en medio de las acusaciones sobre que se presentó a las elecciones con documentos falsos.
Tras ello, el alcalde de Cuernavaca ha dicho que "fueron dos días difíciles", resaltando que "lo hace por Cuernavaca", según ha informado el diario mexicano 'Excelsior'.
"Se levanta hoy la huelga. Hoy les volvimos a demostrar y les volvimos a ganar, que están equivocados y que no los vamos a volver a permitir (sic)", ha agregado.
Desde que Blanco, de 43 años, asumiera la alcaldía del turístico municipio en diciembre del año pasado, sus detractores han cuestionado su experiencia en la política, alegando que sus asesores toman las decisiones en su nombre.
"Desde el primer momento vimos que no era un hombre con aptitudes para gobernar", dijo el abogado Raúl Carrancá y Rivas, quien promovió ante las autoridades locales el cese del exfutbolista, acusándole de haber usado un contrato de arrendamiento falso para demostrar que vivía en la ciudad.
Carrancá y Rivas dijo además que tiene pruebas de que Blanco suele ausentarse de las reuniones del cabildo y pasa mucho tiempo fuera de Cuernavaca, ubicada a unos 85 kilómetros al sur de la capital del país.
La propuesta para revocar el mandato del ex goleador de la selección mexicana fue aprobada el jueves por el Congreso local y llegó el sábado a manos de los jueces del Tribunal Superior del estado de Morelos, que se espera que emitan un fallo en los primeros días de enero.