Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos "profundamente preocupados" por el espionaje de Washington

El Consejo Europeo, que se celebra en Bruselas, es el primero, en mucho tiempo, que no está marcado por la crisis si no por el escándalo de espionaje masivo por parte de Washington después de conocerse que Estados Unidos rastreó los teléfonos de hasta 35 líderes mundiales, entre ellos Angela Merkel y François Hollande. Francia y Alemania han pedido explicaciones a Obama.

Los líderes europeos posaban para la fotografía de familia en el Consejo Europeo con la sospecha de haber sido espiados por Estados Unidos. Según revela el diario británico The Guardian, la Agencia Nacional de Seguridad intervino 200 números de teléfono de jefes de Estado y de Gobierno, y espió los móviles de 35, entre ellos el de la canciller alemana Angela Merkel, que no podía disimular su indignación.
España no ha sido una excepción y tanto Zapatero, como Rajoy podrían haber sido espiados. El presidente, a diferencia de Merkel y Hollande ha preferido no hablar.
Durante la reunión del Consejo Europeo, los líderes han expresado su "profunda preocupación" por el espionaje de Estados Unidos y han resaltado que la "estrecha relación" entre la UE y Estados Unidos "debe basarse en respeto y confianza, incluyendo lo que se refiere al trabajo y cooperación de servicios de inteligencia".
Los Veintiocho han subrayado que "la recogida de inteligencia es un elemento vital en lucha antiterrorista" y han avisado de que "la falta de confianza podría perjudicar la necesaria cooperación en el campo de recogida de inteligencia".
FRANCIA Y ALEMANIA PIDEN EXPLICACIONES
El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, han acordado pedir a Estados Unidos que negocie antes de final de año un acuerdo para acotar la actividad de los servicios de espionaje a ambos lados del Atlántico y evitar que se repitan las escuchas masivas norteamericanas a ciudadanos e instituciones de la UE.
La iniciativa franco-alemana, a la que podrá sumarse cualquier otro país que lo desee, ha obtenido el respaldo del resto de líderes de la UE, según ha anunciado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al término de la primera jornada de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno.
Los Veintiocho han pedido además "progresos rápidos y constructivos" al grupo de trabajo sobre protección de datos de la UE y Estados Unidos que se creo antes del verano, cuando trascendió por primera vez el espionaje masivo de Estados Unidos en Europa a través de Internet.