Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos firman los capítulos políticos del acuerdo con Ucrania

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han firmado con el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, los capítulos políticos del nuevo Acuerdo de Asociación con Kiev en clara señal de apoyo a la exrepública soviética en su enfrentamiento con Rusia, que se ha anexionado la región de Crimea.

Con la firma de los capítulos políticos, la UE da el primer paso así en la firma del Acuerdo de Asociación -que no implica la perspectiva de adhesión a la UE propiamente dicha-- que el anterior presidente ucraniano Viktor Yanukovich, rechazó suscribir en la cumbre con los socios del Este de Europa en Vilna en noviembre pasado por presuntas presiones de Moscú, precipitando la ola de protestas de la población que exigió durante meses al Ejecutivo de Kiev dar marcha atrás en su decisión y apostar por el acercamiento a Europa en lugar de a Moscú y que acabó 'tumbando' su Gobierno.
Los líderes europeos han acordado que "la primera ronda del diálogo político que se establece en virtud del Acuerdo tendrá lugar en abril", según el texto de conclusiones sobre Ucrania pactado.
Los capítulos firmados este viernes son, además del Preámbulo, los capítulos relativos a Principios Generales; el de Diálogo Político, Asociación Política y Cooperación en Política Exterior y de Seguridad y u n tercer capítulo sobre Reforma Institucional y Disposiciones Financieras, del total de siete que integran el acuerdo completo, según han confirmado fuentes comunitarias.
Los capítulos económicos y comerciales del Acuerdo de Asociación -muy criticados por Moscú que llegó a calificar de "amenaza" para su economía-- se aplazan al menos hasta después de las elecciones presidenciales previstas para el 25 de mayo, aunque Bruselas ha propuesto activar de inmediato un régimen de ventajas comerciales para ahorrar a Kiev unos 500 millones de euros anuales en concepto de supresión temporal de aranceles a las exportaciones ucranianas a la UE, algo que los líderes europeos respaldaron este jueves y pidieron que se hiciera "con celeridad".
Los líderes europeos también han pedido aprobar "sin dilación" la ayuda macrofinanciera propuesta por Bruselas para Ucrania de 1.000 millones de euros, que se sumarían a otros 610 millones previamente aprobados, dentro del paquete de hasta 11.000 millones de euros en total, aunque dejaron claro que es "esencial" un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para ello, con el que coordinarán sus posiciones sobre condiciones a cambio de la ayuda. E instaron a Ucrania a emprender "rápidamente un ambicioso programa de reformas estructurales", incluido para combatir la corrupción y aumentar la transparencia en sus operaciones presupuestarias.
En el plano político, los líderes europeos han valorado el compromiso de Kiev de "garantizar el carácter representativo e inclusivo de las estructuras estatales, de modo que reflejen la diversidad regional, a fin de asegurar la plena protección de los derechos" de las minorías nacionales y le han reclamado que proceda a la reforma constitucional, investigue las violaciones de Derechos Humanos y violencia, combata el extremismo y garantice elecciones presidenciales "libres y justas" el 25 de mayo.
Sanciones a 12 dirigentes rusos
La firma se ha desarrollado en una ceremonia, que ha arrancado al inicio del segundo de la cumbre  este viernes, después de que los líderes europeos acordaran anoche ampliar a otros 12 dirigentes rusos, más próximos al presidente, Vladimir Putin, la lista negra de sancionados con la congelación de cuentas y la prohibición de viajar a la UE, cancelar la próxima cumbre entre la UE y Rusia y sus cumbres bilaterales y pactaran preparar sanciones económicas. La lista suma así ya a 33 altos cargos, entre ellos el comandante de la Flota del Mar Negro rusa, el primer ministro crimeo y el alcalde de Sebastopol.
Pese a las nuevas medidas que han adoptado en respuesta a la crisis en Crimea, los líderes dejan claro que mantendrán los esfuerzos para lograr un diálogo entre Ucrania y Rusia a fin de llegar a una solución política a la crisis y han defendido un acuerdo para el despliegue rápido de una misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para estabilizar la situación en Ucrania y preparar planes para contribuir a ella a nivel europeo. "De no haber un acuerdo sobre una misión creíble de la OSCE, la UE preparará una misión de la UE",  han avanzado los líderes.