Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mitad de los europeos asume que la UE no sobrevivirá en su estado actual

La mitad de los ciudadanos europeos considera que la actual estructura de la UE, incluida la moneda única, desaparecerá tarde o temprano, según un sondeo que define a los españoles como más europeístas que británicos, franceses, alemanes o italianos.
El informe 'Cambridge Monitor', elaborado por la Cambridge University y divulgado este jueves, repasa la visión que los ciudadanos de seis Estados miembro de la UE tienen de un bloque que ha vivido en estos últimos años sus momentos históricos más complicados.
Sólo el 16 por ciento de los europeos ve el futuro con optimismo, un dato que se eleva al 21 por ciento en el caso de España. Los británicos, en cambio, figuran en el lado contrario, con un 11 por ciento, si bien en el caso de Reino Unido el país ya atisba el proceso de ruptura conocido como 'Brexit'.
El 54 por ciento de los europeos cree que el euro desaparecerá y ocho de cada diez considera que la moneda única ha conllevado una pérdida de poder adquisitivo. Las instituciones tampoco superan la criba, ya que tres de cada cuatro las valoran negativamente y un 92 por ciento reclama abiertamente una regeneración política.
La actualidad de estos últimos años ha ido en contra de la percepción del sistema europeo, habida cuenta, por ejemplo, de que un 83 por ciento cree que la UE debería haber hecho más para hacer frente a la crisis de refugiados. Tres de cada cuatro ciudadanos se sienten avergonzados.
La encuesta, elaborada a partir de 3.000 entrevistas --1.051 de ellas en España-- sitúa el terrorismo yihadista a la cabeza de las preocupaciones de los europeos (22 por ciento), seguido de la situación económica, el paro y la precarización de los servicios públicos. En España, el desempleo encabeza la lista, con un 25 por ciento.
EL FUTURO
En relación a acontecimientos futuros, un 77 por ciento ve negativa y preocupante la salida de Reino Unido de la UE, mientras que un 48 pr ciento cree que la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca amenaza la libertad. La proporción en este último caso asciende al 70 por ciento en España.
Tres de cada diez europeos perciben un aumento del riesgo de una nueva guerra mundial, mientras que seis de cada diez dan por hecho que el ascenso de Trump afectará de forma negativa a la economía, el medio ambiente y la OTAN.
A pesar de todo, un 55 por ciento de los encuestados se reconoce feliz, mientras que sólo un 15 por ciento confiesa su infelicidad. Franceses e italianos suponen la cara y la cruz, respectivamente, de este ránking de felicidad.
El sondeo ha analizado también cómo ven los europeos a los ciudadanos de otros países y ha confirmado a España como un país social a ojos de los extranjeros. Según las respuestas recogidas, los españoles son simpáticos, hospitalarios, solidarios, atractivos, capaces de reírse de sí mismos y muy buenos en las relaciones sexuales.