Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los enfrentamientos entre el Ejército de Filipinas y el grupo Maute en Marawi dejan ya 44 civiles muertos

El portavoz del Ejército de Filipinas, Restituto Padilla, ha elevado este viernes el balance de muertos en el operativo por la recuperación de la ciudad de Marawi, ubicada en la isla de Mindanao, donde el grupo Maute, integrado por antiguos miembros de la guerrilla del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN) y combatientes extranjeros, está apostado desde hace más de un mes.
Hasta ahora habían perdido la vida 27 civiles, a los que se sumaron otros cinco, cuyos cuerpos fueron hallados decapitados esta misma semana. Padilla, no obstante, ha elevado a 44 el total de civiles fallecidos en los enfrentamientos en la ciudad, de la que han huido la gran mayoría de los residentes.
El balance total de fallecidos es de 429, entre los que se encuentran 303 terroristas y más de 80 militares. Asimismo, las autoridades han logrado rescatar a más de 1.700 civiles y han recuperado cerca de 400 armas de fuego en los operativos.
El portavoz del Ejército ha explicado que las operaciones continúan ya que todavía hay cuatro barrios de la ciudad que siguen siendo "problemáticos", según declaraciones recogidas por la cadena GMA.
Marawi, con más de 200.000 habitantes, está asediada, principalmente, por integrantes de Maute en un aparente intento por esconder al líder del grupo insurgente Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, a quien estaba previsto detener el 23 de mayo después de recibir información de que se encontraba en la ciudad. El Ejército cree ahora que Hapilon habría podido huir de la ciudad.