Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos ocho muertos en un enfrentamiento entre refugiados budistas y musulmanes birmanos

Al menos ocho muertos en un enfrentamiento entre refugiados budistas y musulmanes birmanosReuters

Al menos ocho personas han muerto y 15 han resultado heridas este viernes a causa de un enfrentamiento entre refugiados budistas y musulmanes birmanos en un centro de detención de inmigrantes en Indonesia, según ha informado el diario indonesio 'The Jakarta Post'.

Los enfrentamientos se han registrado en la provincia de Sumatra del Norte, donde más de cien inmigrantes de la comunidad musulmana rohingya --la mayoría interceptados frente a las costas indonesias por la Marina del país-- y once budistas que se dedicaban a la pesca ilegal se encontraban encerrados, según ha indicado el jefe de la Policía local, Endro Kiswanto.
En base a las primeras informaciones, la pelea estalló cuando uno de los musulmanes se enfrentó a uno de los pescadores budistas por los episodios de violencia que han tenido lugar en los últimos meses en Birmania. Tras ello, varios de los presos comenzaron una pelea con piedras y cuchillos.
Los ocho fallecidos son budistas, mientras que todos los heridos son musulmanes. Los heridos han sido trasldados a un hospital de la capital provincial, Medan, ha indicado Kiswanto, quien ha subrayado que las autoridades han abierto una investigación en torno al incidente. "Aceleraremos su repatriación", ha asegurado.
El actual gobierno reformista de Birmania ha sido duramente criticado por la forma en que trata a los rohingyas y por su incapacidad para poner fin a los enfrentamientos entre ellos y la población budista de la etnia rajine registrados entre junio y octubre de 2012, que se iniciaron tras varios ataques e incendios deliberados contra la comunidad rohingya.
Las mayoría de los rohingyas llegaron como trabajadores a Birmania --un país fundamentalmente budista-- procedentes de lo que ahora es Bangladesh (por entonces una colonia del Imperio británico) en el siglo XIX. Los distintos Gobiernos birmanos se han basado en este hecho para negarles la ciudadanía y, por ello, la mayor parte de los cerca de 800.000 rohingyas que residen en Birmania están catalogados en su propio país natal como inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh.
Miles de rohingyas huyen cada año de Birmania en barcos improvisados para buscar refugio o trabajo en países como Tailandia, Malasia e Indonesia, pero el número se ha disparado desde el comienzo de los enfrentamientos.