Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenida la jefa que dejó caer desde un séptimo piso a su empleada doméstica

El vídeo se hizo viral hace apenas unos días por la extrema crueldad que reflejaba la escena y la polémica posterior que suscitó en los medios y las redes de comunicación. Una empleada doméstica suplicaba ayuda cuando se encontraba colgada de una ventana, a punto de caer desde un séptimo piso en Kuwait.

Su jefa, lejos de acercarse y procurar evitar la tragedia, se limitó simplemente a grabar y escuchar cómo rogaba y gritaba: “¡Cógeme la mano!”. Pero no hizo nada más allá y la mujer terminó cayendo al vacío.
Afortunadamente, –y milagrosamente–, cayó sobre un tejado y salvó su vida, quedando solo con una fractura en el brazo.

Sin embargo, tras ello todas las críticas apuntaban al mismo punto: la detención de la jefa por su conducta y su crueldad.

Algo que, finalmente, tal y como apunta Kuwait Times, ya se ha producido. Además de arrestarla por negar la ayuda a la empleada, la investigación reveló que la había contratado a través de una red ilegal para la contratación de empleadas domésticas.

Aunque según los abogados, grabar el vídeo del incidente no constituye un crimen en sí mismo, sí que puede ser acusada de negligencia y omisión de socorro.

“La ley dice que cualquier persona que niega la ayuda a otra que está en un grave riesgo y ve en peligro su integridad, será castigada con un máximo de tres meses en la cárcel o una fianza”, afirma el abogado Nouf Al-Ruwaih, en declaraciones recogidas por Kuwait Times.

Más allá, la investigación se centra en determinar si el suceso responde a un intento de suicidio, un accidente que sucedió mientras la empleada estaba trabajando, o un intento de homicidio.