Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado un DJ por mezclar la llamada a la oración musulmana con música techno

Dax JElite Music Management

Túnez ha condenado a un año de cárcel al DJ inglés, Dax J, por remezclar una canción techno con la llamada a la oración musulmana. El Dj ha sido acusado de 'incidencia pública' y de 'ofender a la moral pública'.  La discoteca ha quedado clausurada desde entonces. 

Según el portal británico Mirror, el tribunal de justicia tunecino ha condenado este jueves a un año de prisión al DJ, Dax J, por pinchar fragmentos del canto a la oración musulmana, mediante el cual la religión musulmana llama a sus cinco oraciones diarias, junto con música techno en un club nocturno de Hamamet, Túnez. Este jueves, el joven ha sido procesado por delitos de ofensa a la moral pública e incidencia pública. 
El vídeo de la actuación corrió como la pólvora en las redes sociales, y no tardó en llegar a las manos de la policía tunecina. El tribunal rechazó los cargos contra el dueño de la discoteca y el organizador del evento, pero el fiscal ha apelado la decisión, argumentando que ambos deberían haber sabido el contenido de la música que se iba a pinchar esa noche en el local. 
De poco le ha servido al DJ disculparse en la página web del evento: "nunca fue mi intención alterar u ofender a nadie", comunicaba el joven.  El festival que organizaba el evento, Orbit Festival, también ha pedido disculpas en su página de Facebook. La organización ha comunicado también que no se hace responsable de las posibles ofensas que pudiera causar. 
Dax J es un conocido DJ natal de Londres, quien trabaja también como ingeniero de sonido y masterización. Ha actuado ya en numerosos festivales y clubes nocturnos por todo el mundo, como por ejemplo el festival techno de Awakenings en Holanda.