Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas cien personas se concentran ante la Embajada de Rusia en Jordania por la ofensiva en Alepo

Alrededor de cien personas se han concentrado este martes frente a la Embajada de Rusia en Jordania para protestar por la ofensiva militar contra el este de la localidad siria de Alepo (norte).
Según las informaciones facilitadas por el diario local 'The Jordan Times', la protesta ha sido convocada para expresar apoyo a los civiles de la ciudad.
La convocante, Katrina Samur, quien cuenta con pasaporte ruso, ha argumentado que la concentración "es lo menos que se puede hacer". "Nadie hace nada, y ningún régimen árabe condena lo que está pasando", ha agregado.
Algunos de los participantes han coreado eslóganes en solidaridad con los civiles de Alepo, mientras que otros han mostrado imágenes del presidente ruso, Vladimir Putin, criticando el papel de Moscú en la ofensiva.
"Rusia está bombardeando Alepo. No el Ejército Libre Sirio (ELS) ni la oposición. Rusia es el criminal", ha dicho Baker Abu al Ras, un residente de Alepo cuya familia aún se encuentra en la ciudad.
El enviado especial de la ONU a Siria, Staffan de Mistura, ha indicado que, tras la campaña militar del Gobierno, solamente han quedado unos 50.000 civiles --frente a los 275.000 iniciales-- y 1.500 combatientes, de los cuales un 30 por ciento pertenecen al Frente Fatá al Sham --antiguo Frente al Nusra--.
Sin embargo, el Gobierno de Rusia ha asegurado que en el este de Alepo no había "oposición" ni "organizaciones humanitarias", tras la toma de la zona por parte del Ejército sirio.
El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, ha anunciado este martes que el Gobierno de Bashar al Assad ha logrado recuperar la zona este de Alepo, en manos de los rebeldes desde 2012.
"Según los datos más recientes que tenemos, las hostilidades en el este de Alepo han acabado. El Gobierno sirio ha recuperado el control de la parte oriental", ha dicho Churkin.
Rusia ha llegado durante la jornada a un acuerdo con los rebeldes sirios en Alepo para que a partir de esta noche comiencen a evacuar la zona este en dirección a otros lugares de Siria, aunque la mayoría partirá hacia Idleb, bastión opositor.
Los combates sobre el terreno han continuado a lo largo del martes, por lo que las partes han negociado en las últimas horas una tregua completa para evacuar la parte este de Alepo a partir de las 5.00 (hora local) del miércoles.
En este sentido, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha instado a Siria y sus principales aliados internacionales, Rusia e Irán, a permitir urgentemente la evacuación de los civiles que siguen atrapados en la parte rebelde.