Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres combatientes yihadistas retornaron de Siria en 2016 a Bélgica frente a los 50 del anterior

Las autoridades belgas han cifrado en tres los combatientes yihadistas --un hombre y dos mujeres-- que han retornado al país desde Siria en 2016 frente a los 50 registrados el año anterior, según cifras del Ministerio del Interior publicadas por el grupo 'Sudpresse'.
Según las últimas cifras oficiales, las autoridades belgas estiman que 279 de sus nacionales se encuentran en Siria y tres estarían de camino, mientras que cifra en otros 163 los "candidatos potenciales" para hacer la yihad.
Más de 5.000 europeos han viajado a Siria e Irak para hacer la yihad, especialmente en las filas del Estado Islámico, según datos de Europol de finales de 2015. Tres cuartos de ellos salieron de Bélgica, Francia, Alemania y Reino Unido.
"Alrededor de un tercio de los que han viajado se cree que han regresado", según el último informe de Europol de 2016. La agencia de cooperación policial europea reconoce que "algunos" de los retornados han sido identificados como una "amenaza potencial".
Un total de 687 presuntos yihadistas fueron arrestados en la UE en 2015, frente a los 395 el año anterior, lo que representa un aumento significativo, mientras que el número de ataques islamistas perpetrados en Europa aumentaron a los 17 frente a los 4 registrados en 2014. Los atentados más mortíferos fueron los del 13 de noviembre en París, que dejaron 130 víctimas del total de 150 en ataques yihadistas en toda la UE.
Europol precisa en su último informe que el número de retornados está aumentando en "algunos" países de la UE, entre ellos, Alemania, Países Bajos y Suecia, mientras que el número de individuos que continúa desplazándose a Siria e Irak "parece estar ralentizándose".