Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comandante del 'Costa Concordia' niega haber abandonado el barco

"Yo no he abandonado el buque"

Asegura que ha salvado "miles de vidas"

La juez de instrucción ordena mantener al capitán del crucero bajo arresto domiciliario

El Gobierno declarará el estado de Emergencia en Giglio por riesgo de catástrofe ecológica

El comandante del crucero 'Costa Concordia', Francesco Schettino, ha asegurado que "nunca" abandonó el buque tras su naufragio frente a las costas de la isla italiana de Giglio, al tiempo que se ha jacatado de que salvó "miles de vidas" de pasajeros. La jueza de instrucción encargada de la investigación del naufragio , Valeria Montesarchio, ha ordenado  mantener bajo arresto domiciliario al capitán del buque
La mujer del capitán del crucero, Fabiola Russo, ha seguido la comparecencia de su marido en el tribunal de Grosseto y ha defendido su "trabajo" y "profesionalidad", al tiempo que ha asegurado que las maniobras que realizó tras el impacto con una roca "limitaron" las consecuencias del naufragio, según ha informado el diario 'Il Corriere della Sera'.
Por su parte, Schettino ha asegurado que "nunca" abandonó el buque tras su naufragio frente a las costas de la isla italiana de Giglio, al tiempo que se ha jactado de que salvó "miles de vidas" de pasajeros. "Yo no he abandonado el buque", ha remarcado.
El capitán del buque siniestrado no ha dudado en reconocer que se encontraba al mando del barco en el momento del impacto contra una roca frente a la costa de Giglio, a última hora del pasado viernes. "Yo estaba al mando", ha dicho durante su comparecencia ante la jueza, que se ha prolongado durante unas tres horas.
Su abogado, Bruno Leporatti, ha relatado tras el interrogatorio que el capitán del 'Costa Concordia' ha respondido con profusión a "todas las preguntas" que le han formulado en el interrogatorio, que ha concluido a las 16.30 horas. Tras la declaración, Schettino ha sido trasladado en un furgón policial a prisión.
Posteriormente, será sometido a varios examénes toxicológicos para determinar si consumió alguna sustancia estupefaciente el día del naufragio del 'Costa Concordia', según ha informado el portal TGcom24.
Este medio de comunicación italiano ha indicado que la noche del naufragio los tripulantes protagonizaron "un amotinamiento" ante la pasividad del comandante del crucero para poner en marcha cuanto antes la operación de evacuación. En concreto, consiguieron comenzar el dispositivo a las 22.45, minutos antes de que Schettino ordenara abandonar el barco oficialmente.
Combustible
Por otra parte, la operación para extraer del crucero las más de 2.000 toneladas de combustible que lleva comenzará el miércoles, según han confirmado fuentes de la compañía holandesa que realizará la operación y de la matriz del 'Costa Concordia', 'Costa Cruceros'.
El balance por el naufragio del crucero se eleva a once fallecidos y 21 desaparecidos, tras el hallazgo este martes de cinco cadáveres, correspondientes a cuatro hombres y una mujer, de edades comprendidas entre los 50 y los 60 años y que llevaban puesto el chaleco salvavidas en el momento de su muerte.
El Gobierno declarará el estado de Emergencia en Giglio por riesgo de catástrofe ecológica
El ministro de Medio Ambiente italiano, Corrado Clini, ha confirmado que el Gobierno aprobará el viernes en la reunión del Consejo de Ministros la declaración del estado de Emergencia en la isla de Giglio, en la que el pasado viernes encalló el crucero 'Costa Concordia', ante la posibilidad de que se registre un vertido de las más de 2.400 toneladas de combustible que continúan en el interior del buque.
"El área afectada depende de las corrientes: la isla de Giglio, todo el archipiélago y quizá la costa", ha explicado, en declaraciones recogidas por el diario 'La Repubblica', el titular de Medio Ambiente, que ha hecho hincapié en que existe un riesgo "altísimo" para el ecosistema de la zona.
"El objetivo es evitar que el carburante salga del buque y estamos trabajando en ello. La intervención es urgente, tenemos prisa", ha explicado Clini, que ha incidido en que las toneladas de combustible que siguen en el crucero representan "riesgos concretos" porque "2.400 toneladas de carburante no son fáciles de gestionar". "Estamos conteniendo la respiración", ha advertido Clini, que ha realizado este anuncio tras mantener una reunión de emergencia con responsables gubernamentales en Livorno.
El ministro de Medio Ambiente italiano ha reconocido que ya se han registrado algunas manchas "ligeras" de combustible en la zona del naufragio, que ha sido sobrevolada durante todo el día por helicópteros que vigilan la evolución del casco del buque.
Clini ha puesto especial énfasis al advertir de los grandes riesgos que afronta el ecosistema de la isla Giglio y del archipiélago y ha advertido de que la situación depende "de las corrientes marinas". "Depende de cómo se mueva el mar", ha señalado.
El combustible que alberga el crucero y que empleaba para su navegación es extremadamente denso, por lo que tendría graves consecuencias en el ecosistema marino en caso de un vertido masivo. "Estamos trabajando. Debemos hacerlo deprisa porque si la situación meteorológica cambia, la situación podría ser más grave", ha indicado Clini, que ha abogado por restringir el tráfico naval por la zona más próxima al crucero encallado. "Se trata de una medida de sentido común. El sentido común es el valor por el que debemos velar y que, en este caso, es el valor de nuestro patrimonio natural y paisajístico, un recurso fundamental para el turismo, por lo que debemos evitar que nuestro patrimonio sea puesto en riesgo", ha afirmado.
Por último, el ministro de Medio Ambiente no ha podido precisar cuánto tiempo se necesitará para poder extraer todo el combustible del 'Costa Concordia', cuyo hundimiento se ha saldado, por el momento, con once muertos y más de 20 desaparecidos. "No estoy en disposición de responder. La limpieza del buque depende de las condiciones del propio buque. Si flotara, tendríamos un escenario distinto y más tiempo", ha concluido.