Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cloacas y la basura, los supermercados de muchos venezolanos

Andrea comienza muy temprano su búsqueda, cualquier cosa con tal de alimentar a su hija, que tiene infecciones en la piel. El problema es que ya ni la basura es suficiente. A tan solo metros otro grupo busca lo que puede.

Esta esquina de las Mercedes es de las más codiciadas, lugar donde muchos restaurantes arrojan las sobras. Les acompañamos para ver cómo viven a orillas del Río Guaire, la mayor cloaca de Caracas. Escalamos sus pilares, debajo del puente Jimi y los suyos cocinan lo que encontraron. Y viven como pueden. 

A un kilómetro, también en el Guaire, se encuentra un lugar llamado la jungla, allí habitan los perros de agua, los buscadores de tesoros. Nos sumergimos con ellos, primero traen los restos de las cañerías. Los limpian en el Guaire. Filtran, raspan, buscan oro, lo que sea. 

Con una grave crisis de escasez y pobreza, un millón y medio de venezolanos viven de la basura exponiéndose a todo tipo de enfermedades.