Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía identifica al joven del bosque, aparecido en Alemania hace nueve meses

En septiembre del 2011 se presentó en una comisaría de Berlín y aseguró que había vivido los últimos cinco años en un bosque. Era todo mentira.Policía alemana

Se llama Robin van Helsum es holandés y tiene 20 años. La policía volverá a interrogarlo, porque sospecha que toda su historia es mentira

Ni se llamaba Ray, ni tenía 17 años. El joven aparecido hace nueve meses en una comisaría de Berlín contando que había vivido en el bosque durante cinco años se llama Robin van Helsum y es holandés.
Es la última información publicada por las autoridades germanas que dan por resuelto el misterio y sospechan de que su historia es falsa.
El chico sería de Hengelo, un pueblo de Holanda y su madrastra llamó a la policía para identificarlo después de ver su fotografía publicada en la prensa.
"Estamos seguros 100% de que es el joven de 20 años, porque su madre lo identificó", dijo un portavoz de la policía.
"Hemos contactado con su familia y sus amigos con la foto que prueba que es él, donde se le ve con una cadena alrededor del cuello. Estamos muy contentos de haber encontrado quién es."
La historia que contó Van Helsum, de que su madre, Doreen, había muerto en un accidente de coche, y de que había vivido en el bosque con su padre, Ryan, hasta su muerte el pasado verano se cree que es una mentira.
Ahora será objeto de una larga investigación por parte de la policía alemana y la Interpol.
Las autoridades aseguraron que el joven, que ahora vive en una vivienda de asistencia social en Berlín, no parece sufrir problemas mentales y la policía no tiene la idea de cuáles fueron las razones para inventarse todo ese engaño.
Los agentes volverán este viernes a interrogarlo a la luz de las nuevas revelaciones y lo que saben hasta ahora los ha enfadado.
"Esto no es una broma, nos hizo pasar a todos por tontos", dijo el portavoz de la policía de Berlín, Michael Maaß.
El llamado 'chico del Bosque', apareció en la capital alemana, hace nueve meses, llevando consigo solo una tienda de campaña y una mochila.
Contó a la policía que se llamaba Ray y que había estado caminando durante cinco días para llegar a Berlín. Además, aseguró que sus padres habían muertos.

La policía hizo todo lo posible para identificar al ahora
Robin van Helsum . Comprobaron su ADN con los de las listas internacionales de personas desaparecidas, se hicieron llamamientos públicos, y se enviaron sus huellas digitales a todo el mundo, sin resultados.
No fue hasta esta semana que se publicó su foto que han conseguido identificarlo.