Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La catedral de Washington se viste de gala para recibir a Trump y su familia

Donald Trump y su familia ha acudido a la catedral de Washington para presenciar la protocalaria ceremonia religiosa que se celebra al día siguiente de su juramento como presidente.

La noche anterior, tras certificar la gran noticia, y fiell a las tradiciones de las tomas de posesión, el nuevo presidente de Estados Unidos y su esposa cerraron el día con varias paradas en bailes oficiales. El primero de ellos en el Liberty Ball, donde el presidente Trump, sabedor que su agilidad reside más en sus palabras que en sus pies, aprovechó la ocasión para lanzar un breve discurso con referencias a su victoria, a su esposa y a su lema.

Después, el presidente y su esposa Melania se dirigieron a la segunda fiesta, donde Trump tomó el micrófono para presentar en primer lugar a la nueva primera dama y realizar un excelso discurso ante todos los seguidores.

El presidente Trump y su esposa  finalizaban entre ovaciones la parte festiva de la toma de posesión para dirigirse a su nuevo hogar la Casa Blanca, de la que ya han tomado posesión y desde dónde salieron para presidir el desfile de la avenida Pensilvania frente a la residencia presidencial.