Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los caracoles y las babosas pueden causarte la muerte

Hawái alerta sobre el peligro de muerte por contacto directo con moluscosGtres

Después de diagnosticar 6 casos, el estado Hawái ha alertado a su población sobre el peligro que conlleva el contacto directo con caracoles o babosas. Su manipulación sin protección o su ingesta puede causar la muerte debido a una bacteria que puede provocar temblores, dolor, inflamación y finalmente la muerte.

Según el portal noticias 24 horas, las autoridades de la salud hawaianas han advertido a la población sobre el peligro de la manipulación de caracoles y babosas sin las debidas medidas de seguridad. Estos pequeños moluscos podrían trasmitir este enfermedad, para la que aún no existe tratamiento. La angiostrongiliasis, es una enfermedad transmitida por moluscos terrestres que puede llegar a provocar la muerte después de causar una fuerte meningitis
La infección parasitaria es causada por el gusano pulmonar de las ratas (Angiostrongylus cantonensis). La bacteria comienza atacando a los pulmones, más tarde a la sangre y finalmente al cerebro, donde puede causar una meningitis mortal. 
Cómo llegan las bacterias a los humanos
Las ratas infectadas defecan las larvas contaminadas, las cuales contaminan a otras especies como caracoles o babosas. Alimentarse directamente de estos moluscos puede causar la infección, y en algunos casos la muerte. A  su vez, los pequeños animales contaminan con sus secreciones las hojas donde habitan, las cuales podrían ser más tarde utilizadas para la ingesta humana.
El contagio podría también producirse a la hora de comer carne cruda de mamíferos que han sido hospedadores del parásito previamente.
En las últimas décadas solo ha habido dos casos documentados, el primero de ellos en Taiwán en 1944. En los últimos tres meses el número de casos se ha disparado en Hawái llegando a 6 los infectados por esta bacteria.
En EEUU esta se han diagnosticado casos en Califronia, Alabama, Florida y Louisiana.