Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La hija del presidente cubano Raúl Castro oficia una simbólica boda gay en La Habana

Mariela Castro, hija del presidente cubano Raúl Castro, ofició el sábado una simbólica boda gay para promover la normalización de las personas homosexuales y transgénero en la isla caribeña. Mariela es activista del movimiento LGTB cubano y referente en la lucha por la igualdad, en un país históricamente hostil hacia las personas LGTB. La ceremonia es solo una de las actividades que se organizan en La Habana durante el desfile del Orgullo Gay, que reivindica la igualdad para todos. Lo cierto es que durante los últimos años el colectivo LGTB cubano ha conseguido avanzar con pasos de gigante, pero ni el matrimonio ni las uniones civiles entre personas del mismo sexo están aún legalizadas. La Asamblea Nacional cubana aprobó el año pasado una ley que prohíbe la discriminación laboral por razón de la orientación sexual. Pero Mariela Castro votó en contra de la ley porque ésta no prohibía la discriminación por razón de la identidad de género. Su voto en contra fue algo extremadamente inusual y sin precedentes, porque en Cuba el Partido Comunista siempre opera por consenso.