Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el jefe de la inteligencia en un atentado en un barrio cristiano de Beirut

Al menos ocho personas han muerto y otras 78 han resultado heridas, entre ellas cuatro niños, en el atentado con coche bomba ocurrido este viernes en un barrio cristiano de Beirut, según el último balance ofrecido por Protección Civil a la cadena de televisión MTV.

Según esta cadena, el atentado en el barrio de Achrafieh habría sido provocado por dos explosiones, una primera de menor potencia y una segunda más fuerte.
La deflagración se ha producido a unos 200 metros de la sede de la Falange Libanesa en la popular plaza Sassine en plena hora punta, ya que los escolares salían de clase.
El lugar de la explosión se encuentra también muy cerca de la sede de la coalición 14 de Marzo, que lidera Saad Hariri, hijo del fallecido exprimer ministro Rafik Hariri.
El ministro de Telecomunicaciones, Nicolas Sehnaoui, ha pedido que no se trate de "explotar" políticamente lo ocurrido y ha llamado a la unidad del país. "Dejemos la política de lado durante al menos 24 horas. Todos debemos estar unidos porque no creo que nadie en su sano juicio en el país apruebe lo ocurrido", ha declarado.
Por su parte, el ministro de Sanidad, Ali Hasan Jalil, ha pedido a todos los hospitales de la capital que estén preparados para recibir a los heridos en el atentado y ha asegurado que su departamento pondrá a disposición de los centros sanitarios toda sus capacidades.
Las imágenes mostradas por la televisión muestran graves daños materiales en los edificios cercanos, así como en varios vehículos aparcados en las proximidades.