Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una gemela prematura logra sobrevivir milagrosamente y está cerca de cumplir un año

Lauren Smith y Graham Lucas con Avacuatro.com

Lauren Smith y Graham Lucas, una pareja inglesa, fueron padres de dos gemelas a comienzos de 2016. Las pequeñas, Elouise y Ava, nacieron prematuramente a las 25 semanas de gestación debido a que padecían el síndrome de transfusión de gemelo a gemelo.

El problema vino cuando los médicos recomendaron a los padres apagar la máquina que mantenía con vida a Elouise a las 18 horas de nacer. Por su parte, cuatro semanas después los médicos recomendaron esta vez apagar la máquina de soporte vital que hacía que Ava siguiese viva, pero tanto Lauren como Graham decidieron no apagar la máquina y finalmente la pequeña se fue recuperando poco a poco.
Así, según informa el Daily MailAva permaneció 10 semanas en una terapia intensiva para poder recuperarse. En ese tiempo la recién nacida se sometió a numerosos tratamientos para salvar la vida y acudió a cinco hospitales diferentes, a los que muchas veces llegaba en estado crítico.
"En cuestión de horas nos dijeron que Elouise se estaba muriendo y tuvimos que tomar la decisión más difícil - una decisión que ningún padre debería tener que hacer -, tuvimos que apague la máquina de nuestro bebé", explica en el diario británico la madre de la Ava. A pesar del primer desenlace trágico, Lauren asegura que “tuvimos que permanecer fuertes para Ava, y rezar para que ella saliese adelante”.
Tras cuatro meses de ingreso en el hospital, Ava está lo suficientemente bien como para poder abandonar el centro médico y trasladarse con sus padres a su casa. Actualmente la pequeña lleva ya siete meses viviendo en su hogar y podrá pasar sus primeras Navidades alejada de los hospitales.