Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan a 19 los muertos en un atentado suicida en el norte de Camerún

Boko Haramcuatro.com

La cifra de muertos tras el atentado suicida perpetrado en el norte de Camerún ha aumentado hasta a 19 fallecidos, y se cree que la cifra de víctimas podría aumentar. Otras 62 personas resultaron heridas tras el atentado perpetrado por el grupo terrorista Boko Haram, que se convierte en el segundo que realizan en el país en la semana. Los medios cameruneses aseguran que la bomba que estalló en un café de la ciudad camerunesa de Maroua la llevaba una adolescente suicida.

Al menos 19 personas han muerto este sábado en un ataque suicida en la ciudad camerunesa de Maroua, en el norte del país, en un atentado que ha tenido lugar dos días después de la explosión de dos bombas en atentados atribuidos a Boko Haram. Varios residentes han relatado como una mujer ha hecho explotar la bomba en un bar del barrio Pont Vert, cerca de un puente, alrededor de las 20:00 horas (local).
Tras la potente explosión, que se ha podido escuchar en toda la capital de la Región Norte, efectivos del Ejército y servicios de emergencia han acudido a la zona para buscar supervivientes. Una fuente militar de Maroua ha informado a Reuters de que la explosión ha causado al menos 19 muertos y 62 heridos. La televisión camerunesa asegura que el atentado ha sido perpetrado por una adolescente.
Un testigo ha afirmado que la cifra de fallecidos podría aumentar, ya que el bar estaba abarrotado en el momento de la explosión, aunque las autoridades no han hecho referencia a esta posibilidad. El pasado miércoles otras 13 personas murieron en un doble atentado suicida perpetrado presuntamente por el grupo yihadista nigeriano Boko Haram.
Boko Haram, que significa "la educación occidental es pecaminosa" en idioma hausa, lucha por imponer la versión más radical de la 'sharia' o ley islámica en Nigeria y en 2014 mató a más de 10.000 personas, según un recuento realizado por el Council on Foreign Relations. Recientemente ha multiplicado sus ataques en países vecinos como Camerún, Chad y Níger.