Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atentados cometidos con un camión, una técnica terrorista barata y sencilla

El último 14 de julio terminó convirtiéndose en la tragedia nacional de Francia, cuando un tunecino radicalizado arrolló con su camión a la multitud que disfrutaba de los fuegos artificiales en el paseo de los Ingleses de Niza. Con 84  muertos y más de un centenar de heridos, el atentado inauguraba en suelo europeo una técnica terrorista barata y sencilla, a cargo de lobos solitarios.

El siguiente atropello masivo tuvo lugar en el mercadillo navideño de Berlín, con12 muertos, y decenas de heridos. Con un camión robado, el terrorista eligió de nuevo un lugar  abarrotado, como lo es uno de los puentes más emblemáticos del mundo, el de Westminster, donde hace dos semanas un británico convertido al islam, al volante de un todoterreno, arrolló a los peatones ante de estrellarse contra el parlamento británico. Mató, con la fallecida de hoy, a seis personas. Un día después, un francés lo intentó en Amberes Bélgica, aunque sin causar víctimas.

Una Europa blindada se pregunta dónde y cuándo tendrá lugar el siguiente.