Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 20 muertos en un ataque perpetrado en el norte de Nigeria

Al menos 20 personas han muerto en el ataque perpetrado por supuestos milicianos del grupo islamista Boko Haram en una localidad cercana a Chibok, en Nigeria, según ha el último balance recogido por la publicación nigeriana 'The Punch'. Este ataque se ha producido en la misma zona donde el pasado mes de mayo fueron secuestradas 200 niñas por Boko Haram.

Según el presidente de la Asociación de la Juventud en Nigeria, Moses Zakwa, las localidades de Kwada, Kautikari y Guradina fueron atacadas por los insurgentes. "Hasta ahora hay más de 20 muertos confirmados", ha declarazo Zawka.
"A diez de ellos los conozco personalmente. Mi primo y uno de mis tíos, que tenía tres mujeres y más de 20 hijos, están entre los fallecidos. Mi tío fue asesinado a sangre fría. El ataque, que empezó sobre las 8.00 de la mañana, duró al menos cuatro horas", ha explicado Zakwa.
Zawka ha añadido que los pistoleros abrieron fuego contra los fieles que se encontraban en una iglesia. "La gente no ha dormido en casa y algunos se han ido a un bosque cercano para poder esconderse porque piensan que sus vidas están en peligro", ha dicho.
En la localidad de Kautikiri, el superviviente Samuel Chibok, ha asegurado que los atacantes eran unos 20 hombres con atuendos militares que llegaron en una camioneta de marca Toyota y varias motocicletas. "En un principio pensé que eran militares pero cuando salí estaban disparando a la gente. Vi gente huyendo y quemaron nuestras casas", ha asegurado.
"Había una nube de humo sobre el pueblo cuando me fui", ha continuado Chibok. Un pistolero afín al Gobierno, que ha pedido permanecer en el anonimato, ha dicho que los residentes habrían recogido hasta diez cadáveres de entre las llamas.
Manasseh Allen, un ciudadano de Chibok, también ha confirmado el ataque y ha asegurado que "necesitan ayuda divina". "Es obvio que se trata de un ataque de Boko Haram ya que hace tres días nos habían amenazado con atacar", ha mantenido Aimu Foni, un miembro de la Asamblea Estatal de Borno.
ATAQUES DURANTE LOS ÚLTIMOS DÍAS
En un ataque llevado a cabo el pasado viernes por la noche, los insurgentes mataron a siete miembros del Ejército en la localidad e Goniri, en el estado de Yobe, según han declarado las autoridades.
Una explosión en un burdel el pasado viernes por la noche en la ciudad de Bauchi, en el noreste del país, también ha dejado un balance de 11 muertos y 28 heridos, según afirmaron fuentes policiales este sábado.
El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, aseguró este viernes que el país ha entrado en una de las fases más oscuras de su historia, cuando visitó el escenario del atentado perpetrado el pasado miércoles en los alrededores de un centro comercial de lujo de la capital, Abuya, que se saldó con 21 muertos y más de 50 heridos.
"Esta es una de las épocas más oscuras en la historia de nuestra nación pero seguro que la superaremos", dijo Jonathan en el lugar del atentado, al que llegó tras abandonar el pasado jueves la cumbre que está celebrando la Unión Africana en Guinea Ecuatorial.
Boko Haram, que intenta instaurar un Estado islámico en el norte de Nigeria, ha matado a miles de personas desde 2009, centenares de ellas en los últimos meses. El nombre del grupo islamista significa la educación occidental es pecaminosa en idioma hausa.