Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ataque talibán a un hotel en Kabul se salda con 13 muertos

El hotel en las afueras de Kabul fue atacado por los talibanes con armamento pesado.Reuters

El grupo insurgente atacó con armamento pesado un hotel ubicado en un complejo recreativo de Kabul, según informaron las autoridades afganas.

Al menos 13 personas han muerto este viernes durante el enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y fuerzas talibanes.
Sediq Sediqqi, portavoz del Ministerio del Interior, ha confirmado a la agencia de noticias la muerte de cuatro civiles, tres guardias del hotel y un policía, mientras que la Policía ha confirmado la muerte de cinco  talibán, por lo que el total de víctimas ascendería a 12.
No obstante, otros funcionarios y testigos consultados por Reuters hablan de la existencia de nueve muertos, aunque no han detallado su naturaleza.
Alrededor de la medianoche del viernes, un grupo de tres talibán, equipados con granadas propulsadas por cohetes y armas pesadas y ligeras, irrumpieron en el Hotel Spozhmai cuando se estaba celebrando una fiesta privada.
Los talibanes reivindican el ataque
Los talibán afganos ya han reivindicado la autoría del ataque, argumentando que los afganos ricos y los extranjeros utilizan el hotel para celebrar "fiestas salvajes" antes de la celebración religiosa del viernes.
Qargha Lake, el complejo turístico donde se sitúa el hotel, es una de las pocas alternativas que existen en la capital afgana para las escapadas de fin de semana. Sus hoteles y restaurantes son frecuentados por funcionarios, políticos y empresarios, sobre todo, los jueves por la noche.
Un número indeterminado de personas han quedado atrapadas en el edificio, de las cuales 35 ya han sido liberadas por las fuerzas de seguridad. Muchos de los huéspedes escaparon del hotel saltando por la ventana hacia el lago que rodea el complejo recreativo.
Policías y soldados rodearon el hotel de madrugada. Sin embargo, la operación no se ha desplegado completamente hasta el amanecer, cuando han intervenido las fuerzas de la OTAN. A esta hora, puede verse a dos helicópteros de la Alianza sobrevolar el edificio.
Las televisiones locales muestran imágenes de personas nadando en el lago y trepando el muro que protege el complejo recreativo para huir del enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los talibán. Además, una columna de humo emana del hotel.
"Es un crimen contra la Humanidad porque han atacado a mujeres y niños que estaban de 'picnic' en el lago. Allí no había ni un solo soldado", ha dicho el jefe de la Unidad de Investigación de la Policía, Mohammad Zahir.
Los uniformados han conseguido despejar la segunda planta del hotel. Sin embargo, se cree que todavía podría haber al menos dos insurgentes en el interior del edificio con más rehenes, según ha indicado Sediqqi.