Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mata a la hija de 3 años de su compañera de trabajo en una fábrica textil

Mata a la hija de 3 años de su compañera de trabajo en una fábrica textilDepartamento de Policía de Los Ángeles (LAPD)

Ricardo Augusto Utuy, originario de Guatemala, de 34 años, asesinó a la hija de tres años de su compañera de trabajo en la fábrica textil donde trabajaban. Sin mediar palabra y de forma repentina, se abalanzó sobre la pequeña a la que asestó múltiples puñaladas hasta acabar con su vida. Según la investigación, todavía "no saben el motivo" por el cual cometió tal atrocidad.

Las autoridades de Los Ángeles continúan investigando el terrible crimen acontecido en una fábrica textil situada en el centro de la localidad.
Allí, Ricardo Augusto Utuy, de 34 años y originario de Guatemala, apuñaló en múltiples ocasiones a la hija de tres años de su compañera de trabajo hasta acabar con su vida.
La pequeña, según ha informado la policía, se encontraba en el lugar porque acababa de ser recogida de la guardería por su madre. Y fue entonces cuando de forma repentina y sin mediar palabra Utuy se abalanzó contra ella para apuñalarla salvajemente.
Según los testigos, tanto la madre como el padre de la niña presenciaron el estremecedor asesinato. "Lo único que escuché eran los gritos de la madre y cuando fui hasta allí vi a la niña sangrando. Entonces todo el mundo salió corriendo", afirma uno de ellos, en declaraciones recogidas por Mirror.
La pequeña fue inmediatamente llevada al hospital pero murió debido a las heridas una hora más tarde.
Utuy, que había trabajado en la fábrica únicamente durante algunas semanas, huyó del lugar tras los hechos para ser arrestado más tarde después de que él mismo se entregara en una comisaria.
Ahora, las autoridades continúan investigando el suceso, reconociendo que "todavía no saben el motivo" por el cual llevó a cabo tal atrocidad.