Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El arzobispo de La Habana considera "muy difícil" un frenazo en las relaciones de Cuba con EEUU

El arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, ha considerado este miércoles "muy difícil" que haya un frenazo en las relaciones entre el Gobierno de Cuba y Estados Unidos tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y ha asegurado que las posibilidades de relación con el país "siguen mejorando".
"Hasta ahora todo lo que se pudo acordar e implementar sigue funcionando", ha asegurado el cardenal durante un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum celebrado en el Casino Gran Círculo de Madrid.
En julio de 2010, el cardenal anunció la liberación de 52 miembros del grupo de los 75 presos políticos que fueron detenidos durante la Primavera Negra de 2003, una de las mayores oleadas represivas contra la represión, de los cuales 35 fueron trasladados a España.
Según ha asegurado el cardenal Ortega, la excarcelación de estos presos políticos mejoró las relaciones de Cuba tanto con Estados Unidos como con Europa.
"La liberación de los prisioneros fue un signo positivo del Gobierno de Raúl Castro para Europa, pero también para el mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos", ha señalado el cardenal. "En mi visita a la Casa Blanca el presidente (Barack Obama) me expresó su aprecio por mi intervención en la liberación de los prisioneros", ha añadido.
El arzobispo también ha asegurado que Cuba "debe abrirse al mundo y el mundo a Cuba", ya que es un archipiélago que mira a todos los caminos y cuya vocación es ser "un punto de encuentro".