Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubre los abusos que sufría su madre en una residencia gracias a una cámara espía

Descubre los abusos que sufría su madre en una residencia gracias a una cámara espíaDaily Mail

La mujer instaló la cámara en un reloj digital que estaba encima de la mesilla de noche

El dispositivo captó los abusos y las vejaciones a las que era sometida su madre anciana

Uno de los cuidadores ha sido encarcelado y otros cuatro han sido despedidos

Maria tenía problemas para dormir, para hablar o para alimentarse por sí misma. Por ello, su hija Jane Worroll decidió investigar qué es lo que sucedía y cuál podía ser el motivo. Así, instaló una cámara espía en un reloj despertador que dejó sobre la mesilla de la habitación de la residencia en la que estaba internada su madre. Dos días después, descubrió los abusos y las vejaciones a las que era sometida la anciana por parte de sus cuidadores. Tras difundir las imágenes, uno de los trabajadores ha sido encarcelado y otros cuatro han sido despedidos.
Sospechaba que algo no iba bien y decidió instalar una cámara en la residencia donde estaba internada su madre, en el norte de Londres.
Jane Worroll era consciente de que su madre Maria, de 80 años, no podía dormir bien, ni comer ni hablar por sí misma. Así, decidió comprar una cámara en Ebay por unos 25 euros para instalarla en la residencia.
El dispositivo simulaba un despertador digital pero captaba las 24 horas de la vida de la anciana en el citado centro, según publica el diario Daily Mail.
Dos días después, Jane descubrió los abusos y las vejaciones a las que su madre era sometida por parte de sus supuestos cuidadores.
Los trabajadores golpeaban a la mujer al tiempo que la insultaban o se burlaban de ella.
Tras difundir las imágenes, uno de los cuidadores ha sido encarcelado y otros cuatro han sido despedidos.