Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiscal general de Venezuela abre una investigación sobre las elecciones a la Asamblea Constituyente

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha abierto este miércoles una investigación sobre las elecciones a la Asamblea Constituyente después de que Smartmatic, la empresa encargada del sistema de voto electrónico en Venezuela, denunciara que los resultados de las elecciones son fraudulentos.

"He designado dos fiscales para investigar a cuatro rectoras de la Comisión Nacional Electoral por este hecho tan escandaloso. Pedimos que se haga una auditoría con expertos nacionales e internacionales", ha aseverado la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz.
La fiscal ha afirmado que de haberse producido un fraude en los comicios a la Constituyente la situación sería muy grave, según ha informado el diario local 'El Nacional'. "Es probable que ni siquiera hayan participado el 15 por ciento de los electores", ha aseverado.
Ortega ha señalado que lo que la motivó a ser crítica con el Gobierno fue el secuestro de su hija y de su nieto.
"Mientras me encontraba en Brasil reunida con 19 fiscales generales tratando el tema de Odebrecht por una convocatoria que hizo el fiscal general brasileño, mi hija y mi nieto fueron secuestrados. Tuve que abandonar la reunión y trasladarme inmediatamente a Venezuela", ha explicado.
Ortega, que ha manifestado que ambos permanecieron secuestrados durante tres días, ha afirmado que su hija fue raptada durante dos días antes de que la soltaran, pero que "dejaron al niño, al adolescente", que fue liberado a los tres días.
La fiscal también ha denunciado que desde que asumió una postura crítica con el Gobierno tanto sus familiares como ella misma han sido objeto de asedio por parte de oficialistas y simpatizantes de Maduro.
La Mesa de Unidad Democrática (MUD) había exigido al Ministerio Público que abriera una investigación penal sobre las elecciones a la Asamblea Constituyente celebradas el pasado domingo después de conocerse las declaraciones realizadas por miembros de Smartmatic.
Posteriormente, el Parlamento de Venezuela, controlado por la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro, aprobó una resolución para solicitar formalmente al Ministerio que la apertura de una pesquisa al respecto.
La Comisión Nacional Electoral de Venezuela, por su parte, ha tachado de "irresponsable" a la empresa Smartmatic por sus acusaciones de manipulación en relación a las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente y ha asegurado que el papel de esta firma se limita a prestar servicios técnicos.