Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela ha deportado a 435 colombianos desde el cierre de la frontera

venezuelaEFE

Las autoridades venezolanas han deportado a un total de 435 colombianos desde que se ordenó el cierre de la frontera por parte de Caracas, hace ya cuatro días, según informa el diario colombiano 'El Tiempo' en su edición digital citando fuentes de Migración Colombia.

Los deportados han sido recibidos en Cúcuta en el puente internacional Simón Bolívar, donde se impide el paso de vehículos y personas desde el miércoles pasado, al igual que en el puente Francisco de Paula Santander, también ubicado en Cúcuta.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó el cierre fronterizo tras un ataque en el que en zona limítrofe en el que resultaron heridos por desconocidos tres miembros de la Guardia Nacional.
En la operación denominada 'Liberación del Pueblo' más de 3.000 militares venezolanos realizan allanamientos y pesquisas en cinco municipios del estado Táchira, incluyendo Ureña y San Antonio, poblaciones de las que han expulsado a la mayoría de los deportados que no tenían documentación.
De los 393 adultos y 42 niños enviados a Colombia, un centenar permanecen en Cúcuta en el albergue Casa de Migración a la espera de ayudas para retornar a sus regiones de origen.
Mientras, decenas de colombianos siguen atrapados en Venezuela en viaje turístico o para visitar a familiares y se han visto obligados a viajar hasta los puntos fronterizos de Arauca y Guajira para poder regresar a territorio colombiano. Otros se desplazan hasta Caracas para viajar en avión a Bogotá.
Ante la situación, los gremios económicos de Norte de Santander le pidieron al presidente, Juan Manuel Santos, gestionar ante el gobierno venezolano la reapertura inmediata de la frontera por las millonarias pérdidas que genera el bloqueo.