Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varios uigures detenidos en el marco de la investigación del atentado de Estambul

Las fuerzas de seguridad turcas han detenido a una nueva tanda de sospechosos a los que se les relaciona con el atentado contra una discoteca en Estambul, ataque que dejó 39 muertos, según han confirmado a la agencia de noticias Anatolia fuentes policiales, sin dar detalles de la cifra exacta.
La unidad antiterrorista de la Policía de Estambul ha realizado las detenciones a primera hora del jueves, en una operación llevada a cabo en una comunidad residencial, tras recibir información de que personas relacionadas con el ataque podrían estar escondidos en esta área.
Según estas fuentes, que han pedido mantenerse bajo el anonimato, se han presentado cargos por complicidad contra los sospechosos, originarios de la región autónoma de Xinjiang.
En 2015, Turquía se vio enfrentado a China por una serie de leyes de Pekín hacia la minoría uigur, residente en Xinjiang, y que muchos turcos han considerado abusivas. Pese a la distancia entre ambas comunidades, los musulmanes turcos sienten que comparten lazos religiosos y culturales con los uigures.
Ankara ha irritado a Pekín con sus gestos hacia los uigures, ya que el Ejecutivo chino no reconoce la persecución contra esta comunidad.
Hasta esta operación, la Policía turca había detenido a un total de 34 personas por su presunta vinculación con el atentado, cuyo autor, del que ya se conoce la identidad, sigue fugado.