Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos exigen a Obama que indulte a Snowden

El consultor tecnológico y antiguo empleado de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos, Edward Snowden, que reveló en 2013 el programa secreto de vigilancia mundial de la agencia, debería ser indultado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por haber propiciado una mejora de la calidad democrática del país, según han exigido este miércoles varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.
Según han recalcado algunas entidades como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles con motivo del estreno de la película 'Snowden', de Oliver Stone, la Administración Obama debería reconocer el papel democrático ejercido por el ex espía, que actualmente reside en Rusia.
"Gracias a la acción de Snowden hemos avanzado históricamente en nuestra lucha por una reforma de la vigilancia y la seguridad cibernética", ha indicado Anthony D. Romero, director ejecutivo de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles. "Es indiscutible que nuestra democracia es mejor hoy debido a lo que hizo Snowden, en cuyo caso es necesario que se aplique el indulto", ha añadido.
"El presidente Obama debería usar su poder para hacer el bien en vez de abandonarle a su suerte en el exilio", ha manifestado Romero. La campaña en favor de que se facilite el indulto a Snowden incluye a abogados, juristas, artistas y especialistas en tecnología y Derechos Humanos. Decenas de personas se han unido a la causa en defensa del espía estadounidense, cuyas acciones han provocado efectos a nivel global.
La comisión designada por Obama para revisar el programa de vigilancia de la NSA recomendó que se llevaran a cabo decenas de reformas. En 2015, un tribunal federal halló ilegalidades en el programa destapado por Snowden, lo que provocó que el Congreso aprobara la ley de Libertad de Estados Unidos, que puso fin al programa.
LA IMPORTANCIA DEL CASO SNOWDEN
"Las acciones de Snowden han provocado uno de los debates más importantes sobre la vigilancia estatal en las últimas décadas y ha logrado que se lleven a cabo reformas extraordinarias que benefician nuestra privacidad", ha explicado Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.
"Castigarle por ello implica enviar el mensaje de que aquellos que observen y denuncien violaciones de los Derechos Humanos deben quedarse callados", ha zanjado Shetty. El Gobierno de Estados Unidos ha acusado a Snowden de espionaje y robo de información clasificada.
"Es el momento de reconocer a Snowden como un delator que ha desempeñado un rol fundamental en la protección de nuestros derechos. Debería ser aplaudido, no procesado", ha indicado Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. "Desvelar los delitos del Gobierno no debería ser un motivo para ser ingresado en prisión", ha añadido.