Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valls podría anunciar el lunes su candidatura y salir del Gobierno

El primer ministro francés, Manuel Valls, se dispone a anunciar este lunes su candidatura a las primarias de la izquierda y con ello abandonará el Gobierno, según ha informado este domingo el 'Journal du Dimanche', citando fuentes de su entorno.
El anuncio el jueves pasado por parte del presidente, François Hollande, de que no optará a su reelección centró el foco de atención en Valls, quien había dejado entrever la posibilidad de presentarse a las primarias aunque sin terminar de concretarla.
Según parece, la decisión ya estaría tomada y Valls la anunciará este mismo lunes, o el martes como muy tarde, junto a su salida del Gobierno. Desde su entorno aseguran que se hará "rápido" y que si uno se lanza a la campaña se lanza, pero no puede hacerlo con las manos atadas por ser primer ministro.
La salida de Valls obliga a Hollande a buscarle reemplazo, algo a lo que al primer ministro le gustaría intervenir pero que fuentes próximas al jefe de Estado dudan que ocurra. "El presidente no va a pedir la opinión de nadie y ciertamente no la de Valls", ha subrayado la fuente.
FAVORITO EN LOS SONDEOS
Por otra parte, un sondeo publicado este domingo por el mismo periódico sitúa a Valls como el favorito en las primarias de la izquierda. Así, el 45 por ciento de los simpatizantes de izquierda quieren que sea él el candidato ahora que Hollande ha renunciado.
Según la encuesta de IFOP, antes del jueves eran un 38 por ciento quienes se pronunciaban en este mismo sentido. Valls se sitúa por delante de los ex ministros Arnaud Montebourg (25 por ciento) y Benoît Hamon (14 por ciento), los otros dos rivales con ciertas opciones en las primarias.
Entre los votantes del Partido Socialista, el respaldo es aún más claro, con un 61 por ciento que quieren que sea él el candidato, frente al 54 por ciento previo al anuncio de Hollande.
En cuanto al eventual enfrentamiento en segunda vuelta entre Valls y Montebourg la ventaja del primer ministro no es tan clara, y se sitúa en un 51 por ciento frente a un 49 por ciento, dentro del margen de error. Si se contempla solo a los simpatizantes socialistas, el resultado es más claro, 67-33% para Valls.