Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valls aboga por ayudar a gobernar a Macron tras el descalabro socialista

El ex primer ministro francés Manuel Valls ha considerado este lunes que el Partido Socialista (PS) debería ayudar a gobernar al candidato independiente Emmanuel Macron, en el caso de que gane la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, prevista para el 7 de mayo, después de los malos resultados obtenidos por el PS en la primera vuelta.
En una entrevista concedida a France Inter, Valls ha indicado que el objetivo de Macron debe ser reunir una mayoría. El antiguo jefe de Gobierno ha subrayado que "la primera responsabilidad" es del líder de En Marche!, pero ha considerado que los socialistas deben "ayudar" a que lo consiga.
Valls ha hablado no solo de la "mayoría presidencial", sino también de una mayoría en la Asamblea Nacional que le permita gobernar los próximos cinco años, aludiendo así a las elecciones del mes de junio, "para mantener a Marine Le Pen lo más alejada que sea posible" del poder en Francia.
Además, ha confesado que está "triste" por el Partido Socialista y "por todos aquellos que han hecho su aportación" al Gobierno saliente de François Hollande, al que él perteneció hasta las elecciones primarias del PS. "Es el fin de una historia", ha admitido.
Aunque se ha mostrado "satisfecho" con su mandato como primer ministro, ha considerado que la responsabilidad por el desempeño electoral de Benoit Hamon debe ser compartida. No obstante, ha defendido sus críticas al candidato socialista durante la campaña: "¿Se imaginan un político que no dé su opinión?".
Para Valls el error ha sido que "desde el referéndum sobre Maastricht en 1992 no hemos aprendido la lección sobre lo que debe ser la izquierda". "No hemos asumido lo que somos. Aquellos que no comparten nuestras ideas sobre Europa o sobre la económica ¿pueden ser de la misma familia política? Yo creo que no", ha sostenido.
A este respecto, ha criticado el planteamiento electoral del PS. "Cuando uno hace una campaña de extrema izquierda o a la izquierda de la izquierda recoge lo que ha sembrado, creo yo. Un candidato del PS debería adoptar una posición central", ha aseverado el líder francés.
Hamon ha quedado en quinto lugar, tal como pronosticaban los sondeos, pero con una cifra peor de lo esperado que ni siquiera ha alcanzado los dos dígitos: un seis por ciento. Macron, apoyado por Valls, ha ganado con un 23 por ciento, seguido de Le Pen, con un 21 por ciento. Ambos se enfrentarán en la segunda vuelta del 7 de mayo.
Por detrás, y ya fuera de la carrera por el Elíseo, figura el candidato de Los Republicanos, François Fillon, con un 19,91 por ciento de los votos, una diferencia ajustada respecto a la del cuarto más votado, Jean-Luc Mélenchon, de Francia Insumisa, que ha recibido un 19,6 del porcentaje de voto, de acuerdo con el Ministerio de Interior.