Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La VII Cumbre de las Américas pasa a la historia tras la reunión de Obama y Castro

La VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá pasará a la historia tras albergar la primera reunión entre Estados Unidos y Cuba después de 50 años. El presidente de EEUU, Barack Obama, también ha mantenido una reunión con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, tras las sanciones que han impuesto al país al considerarlo una amenaza. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el mandatario de Bolivia, Evo Morales, han criticado la actitud de Obama. PLa presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha comparado la situación entre Venezuela y Estados Unidos con la que mantienen con Reino Unido por el conflicto de las Malvinas.

La VII Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá, ha pasado a la historia por ser la primera en la que ha participado Cuba y por albergar la primera reunión de los presidentes estadounidense y cubano tras 50 años. Pese a que Barack Obama y Raúl Castro ya se habían estrechado las manos en el funeral de Nelson Mandela en 2013, la foto en Panamá era histórica al ser el primer encuentro entre ambos mandatarios desde la reanudación de las relaciones bilaterales, el pasado mes de diciembre.
Un día después del saludo se produjo la esperada reunión, en la que los dos presidentes reconocieron sus profundas diferencias pero subrayaron su intención de trabajar juntos hacia "una nueva era", marcada por un mayor diálogo y cooperación, además de la apertura de embajadas. El mandatario ha asegurado que "la guerra fría ha acabado" y que "Cuba no es una amenaza para Estados Unidos", además de asegurar que estudiará la eliminación de Cuba de la lista estadounidense de países que apoyan el terrorismo.
Encuentro en Obama y Maduro
Otra de las cuestiones que ha acaparado la atención de la Cumbre es la relación entre Venezuela y Estados Unidos desde que Obama aprobase un decreto que imponía nuevas sanciones contra altos cargos venezolanos por haber cometido abusos de los Derechos Humanos. Tras la publicación del decreto, por el que Estados Unidos considera a Venezuela una "amenaza" para su seguridad, Maduro inició una recogida de firmas que habría alcanzado los 10,5 millones y que supuestamente le entregaría en Panamá.
Sin embargo, y pese a las críticas vertidas por el mandatario venezolano en sus intervenciones, finalmente Obama y Maduro han mantenido un breve encuentro, de unos diez minutos, que ha sido "serio y franco". "Nos dijimos las verdades", explicó Maduro.
Además, el gobernante venezolano ha indicado que tras la reunión, próximamente podría "abrirse la posibilidad de un proceso de conversaciones" entre Estados Unidos y Venezuela, con el objetivo de "explorar el camino de las relaciones de respeto".
Críticas de Correa y Morales
Estados Unidos también ha sido objeto de críticas por parte de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y Bolivia, Evo Morales, que junto a otros mandatarios como Cristina Fernández o Dilma Rousseff han mostrado su rechazo a las sanciones impuestas contra Venezuela.
Correa ha acusado a Obama de violar el derecho internacional y ha advertido de que Latinoamérica "nunca más aceptará la tutela ni la injerencia". Morales, por su parte, ha pedido que se "deje de lado las amenaza, los chantajes, deje de usar el miedo con las políticas de terror y los condicionamientos de toda naturaleza", además de subrayar que Latinoamérica ha "dejado de ser la región sumisa y doblegada", ha asegurado.
Proceso de Paz con las FARC
Por otro lado, Colombia ha sido objeto de numerosos elogios por el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con el que se pretende poner fin a un conflicto de más de 50 años. El propio presidente, Juan Manuel Santos, se ha mostrado optimista ante la resolución del conflicto, aunque ha reconocido que en estos momentos las negociaciones se encuentran en su momento "más difícil", al abordar la compensación de las víctimas.
Fernández recuerda las Malvinas
Durante su intervención, y como estaba previsto, la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha abordado su relación con Reino Unido por las Malvinas, que ha comparado con la actual situación en Venezuela. "Nadie puede creer que Reino Unido haya declarado una amenaza a mi país. (...) Me sorprendió la similitud y la simultaneidad de ambas posiciones", ha afirmado.
Visita de Rousseff a Washington
Otra de las noticias que ha dejado la Cumbre es la futura visita de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a Washington, prevista para el próximo mes de junio. En ella, es previsible que ambos países estrechen relaciones tras los escándalos de espionaje. Así las cosas, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, ha considerado que esta Cumbre de las Américas ha marcado el "inicio de una nueva era". La próxima tendrá lugar en Perú en tres años.