Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dan por finalizada la alerta en la Universidad de Ohio tras la muerte de un sospechoso

Las autoridades han levantado la alerta de seguridad para un campus de la Universidad Estatal de Ohio después de confirmar la muerte de un sospechoso, tras un ataque en el que varias personas han resultado heridas. El sospechoso ha sido abatido y el campus de Columbus atacado se considera ya "zona segura" de nuevo, aunque se han suspendido las clases y hay varios edificios cerrados.

p>"Un sospechoso ha sido tiroteado y ha muerto", ha informado el centro educativo, que no ha dado más detalles acerca de la identidad o motivación de esta persona. Habría sido abatido por las fuerzas de seguridad, según la cadena CNN.

A pesar de que inicialmente se había avisado de la presencia de un "tirador activo", las autoridades han aclarado que el atacante utilizó un coche y un arma blanca. El presidente de la universidad, Michael Drake, ha asegurado que el agresor atropelló a un grupo de peatones en una esquina antes de bajarse del vehículo y usar un arma blanca.
Una portavoz del servicio de Bomberos de Columbus, Rebecca Diehm, ha elevado a diez el número de personas hospitalizadas tras el ataque, una de ellas en situación crítica. Los otros nueve heridos se encuentran estables.
La Policía del campus ha confirmado que "el lugar es ahora seguro" y ha anunciado el levantamiento del bloqueo impuesto durante varias horas, si bien todas las clases programadas para este lunes han quedado canceladas por precaución.
El principal campus de la Universidad Estatal de Ohio, ubicado en Columbus, es uno de los mayores de Estados Unidos. El centro cuenta con un total de 65.000 estudiantes repartidos entre sus distintas instalaciones.
Dos horas antes, el servicio de alerta advertía de la presencia de un tirador: "Tirador activo en el campus. Corre, ocúltate, lucha. Watts Hall. Piso 19 y universidad".
"Corre, escóndete, lucha" es el protocolo estándar para situaciones activas con tiradores. Significa corre, evacúa si es posible; escóndete, no hagas ruido e intenta que no se te vea; o lucha, como último recurso. Lleva a cabo acciones para interrumpir o incapacitar al tirador si tu vida está en peligro inminente, informa CBS News.
Poco después otros dos tuits alertaban de que el tirador aún se encontraba en el campus. Se pide que se evite el campus y que se sigan las instrucciones de la policía que se encuentra en la zona.
Algunos estudiantes colgaron fotos en las redes sociales de cómo se estaban parapetando en las clases o se mantenían quietos en el lugar donde estaban.
El campus de Columbus de la Universidad Estatal de Ohio es uno de los más grandes de EEUU. La universidad tiene más de 65.000 estudiantes en todo el estado.