Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estados Unidos condena y promete investigar las filtraciones del atentado de Mánchester

El embajador en funciones de Estados Unidos en Reino Unido, Lew Lukens, ha considerado "censurables" y "profundamente preocupantes" las filtraciones de información sobre el atentado de Mánchester en medios norteamericanos y ha prometido una investigación.
Lukens ha asegurado en una entrevista con la radio de la BBC que el Gobierno de Donald Trump está "decidido a investigar" lo ocurrido y, una vez identificada la "fuente" de las filtraciones, adoptará "acciones apropiadas".
Reino Unido ha dejado de compartir información de Inteligencia con Estados Unidos sobre el atentado tras la revelación de datos en varios medios norteamericanos. La primera ministra británica, Theresa May, ha confirmado que "dejará claro" a Trump su malestar.
Trump, entre tanto, ha rehusado pronunciarse sobre el tema, pese a que ha sido preguntado expresamente al inicio de un encuentro bilateral con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.