Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estados Unidos desmiente que haya colaborado con Rusia en Siria pero no lo descarta para el futuro

El Gobierno de Estados Unidos ha desmentido que haya colaborado con Rusia en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en Siria, si bien ha dejado caer que la nueva Administración es partidaria de llegar a acuerdos en aras del interés común.
El Ministerio de Defensa ruso aseguró este lunes en un comunicado que Estados Unidos le había facilitado coordenadas de objetivos de Estado Islámico cercanos a la localidad siria de Al Bab, en la zona norte del país. Moscú habría recibido estos datos "a través de una línea directa con los cuarteles de la coalición de Estados Unidos" y, posteriormente, las dos partes habrían perpetrado bombardeos en esa zona.
Sin embargo, un portavoz del Departamento de Defensa norteamericano, Adrian Rankine-Galloway, ha aclarado a la agencia de noticias Sputnik que "no se están coordinando los ataques aéreos en Siria con el Ejército ruso". En este sentido, ha asegurado que la única comunicación abierta se limita a evitar incidentes entre los efectivos de ambos lados.
La cuestión también ha figurado entre las preguntas planteadas al portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en rueda de prensa. Spicer se ha limitado a aludir a la versión del Pentágono y ha dicho que la situación todavía está "en desarrollo", aunque también ha recordado que el nuevo presidente, Donald Trump, es partidario de colaborar con los países que quieran derrotar a Estado Islámico en Siria e Irak.