Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiev acusa a Putin de pedir la paz mientras sus agentes siguen cruzando la frontera

UcraniaReuters

El presidente en funciones de Ucrania, Oleksander Turchinov, ha acusado  a Rusia de seguir facilitando la entrada de agentes prorrusos a través de la frontera en la región de Lugansk, una postura que ha calificado de "blasfema".

"En la región de Donbas continúa la postura blasfema del presidente ruso (Vladimir) Putin, quien ayer decía que haría todo lo posible para lograr la paz y resolver pacíficamente el problema (...) y cuando aún no había terminado de hablar, se produjeron varias brechas en la frontera con la Federación Rusa en la región de Lugansk", ha denunciado Turchinov en un programa de televisión, según recoge la agencia de noticias ucraniana Ukrinform.
Además, Turchinov ha asegurado que estas violaciones de la frontera "fueron patrocinadas por el Ejército y los guardias de fronteras de la Federación Rusa".
Turchinov ha recordado que se ha suspendido la ofensiva "antiterrorista" en el este del país para que los veteranos puedan celebrar el Día de la Victoria y ha denunciado que, en cambio, la dirigencia rusa ha ordenado a los milicianos prorrusos que desestabilicen Mariupol.
"Hoy en Ucrania solo hay un acontecimiento triste, pese a que hemos suspendido la operación antiterrorista para que los veteranos de Slaviansk y otras ciudades de Ucrania pudieran sentir calma en este día y recordar el pasado. Hoy, los terroristas-separatistas han atacado el Departamento de Interior de Mariupol, ha habido violentos enfrentamientos y se han producido víctimas. Dicho de otra forma, no se controlan ante nada, ni siquiera esta fiesta", se ha lamentado.
Así, Turchinov ha aseturado que el objetivo de los activistas prorrusos "no es cambiar la Constitución", sino que "es desestabilizar la situación en Ucrania". "Eso es exactamente lo que están haciendo y es su ojetivo", ha argumentado.