Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNRWA denuncia el ataque a una escuela de niñas de un campo de refugiados palestinos en Siria

La Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha condenado el ataque aéreo que tuvo lugar este miércoles contra la escuela preparatoria para niñas Salameh del campo de refugiados palestinos de Khan Eshieh, en Siria, donde una estudiante y dos profesoras resultaron heridas.
La violencia en la zona ha aumentado notablemente durante los últimos tres meses, según ha denunciado UNRWA, que ha alertado de que ha ascendido a 20 el número de muertos en el campamento. La explosión tuvo lugar junto a la puerta de entrada del recinto, al que acuden diariamente unas 258 niñas.
La agencia ha aseverado que se trata de un ejemplo grave de los excesivos niveles de violencia a los que se encuentran expuestos los niños refugiados en Khan Eshieh, donde viven unos 9.000 refugiados palestinos, según datos oficiales.
El campamento se encuentra en una zona rural al sur de Damasco, donde el conflicto armado se ha intensificado durante los últimos meses. La agencia de la ONU ha exigido en reiteradas ocasiones que las partes enfrentadas cumplan sus obligaciones en virtud del Derecho Internacional, lo que incluye la protección de civiles en la región.
Desde 2012, las granjas y territorios que se encuentran en las inmediaciones de Khan Eshieh han formado parte del campo de batalla. Según la agencia, los refugiados deben trasladarse a los centros de distribución de UNRWA en Khan Sahnaya y Dunoun para recibir la ayuda humanitaria necesaria.