Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE sanciona a doce dirigentes rusos y a dos asesores de Putin

La UE confirma que las sanciones a Rusia serán efectivas en horasEFE

La Unión Europea ha congelado este viernes los bienes y restringido la entrada de otros doce dirigentes rusos y ucranianos por amenazar la integridad territorial de Ucrania tras el referéndum en Crimea favorable a su anexión a Rusia, incluidos los del viceprimer ministro, Dimitri Rogozin, y dos asesores del presidente ruso, Sergei Glazyev, y Vladislav Surkov, que ya fueron sancionados el lunes por Estados Unidos.

Los otros dirigentes sancionados por la UE son los comandantes adjuntos de la Flota del Mar Negro, Valery Kulikov y Alexander Nosatov, y el comandante de las tropas rusas en Crimea, teniente general Igor Turcheniuk, así como el jefe de la agencia de noticias estatal Rossiya Segodnya, Dimitri Kiseliov, según consta en la lista de individuos sancionada publicada en el Diario Oficial de la UE.
Los líderes europeos también pactaron anoche incluir en la lista de sancionados a la presidenta del Consejo de la Federación rusa, Valentina Ivanova, y al presidente de la Duma, Sergei Narishkin, la diputada de la Duma, Elena Mizulina, así como a los presidentes de la Comisión Electoral de Crimea, Mijail Malishev, y de Sebastopol, Valeri Medvedev.
Estos se suman a los 21 dirigentes --ocho crimeos y trece rusos-- sancionados el lunes pasado por los Veintiocho por amenazar y socavar la integridad territorial de Ucrania tras el referéndum en Crimea del domingo, entre ellos el primer ministro de Crimea, Sergei Aksionov, el alcalde de Sebastopol, Alexei Chaly, y el comandante de la Flota del Mar Negro rusa, vicealmirante Aleksander Viktorovich Vitko, como responsable al frente de las tropas rusas que han ocupado el territorio soberano ucraniano.
Piden a Bruselas que proponga sanciones por Crimea
Al margen de estas sanciones individuales, los jefes de Estado y de Gobierno han reclamado además a la Comisión Europea que "evalúe las consecuencias jurídicas de la anexión de Crimea y proponga medidas económicas, comerciales y financieras restrictivas respecto de Crimea que se apliquen con prontitud".
Los líderes han dejado claro que no reconocen el referéndum "ilegal" en Crimea ni "la anexión ilegal de Crimea y Sebastopol a la Federación Rusa", que condenaron "firmemente" y tampoco reconocerán y han subrayado que "en la Europa del siglo XXI, está fuera de lugar el uso de la fuerza y coerción para cambiar las fronteras", insistiendo en que "la actuación de Rusia vulnera claramente el proceso de Helsinki, que en los últimos 40 años ha ayudado a superar las divisiones en Europa y a construir un continente unido y en paz".
Medidas concretas si Rusia actúa contra Ucrania
"Cualquier nueva medida de la Federación Rusa para aumentar la inestabilidad en Ucrania conllevaría consecuencias de largo alcance para las relaciones en toda una serie de aspectos económicos entre la Unión Europea y sus Estados miembros por una parte y la Federación Rusa, por otro", han avisado los líderes, que han reclamado en este sentido al Ejecutivo comunitario y a los Estados miembros "que preparen posibles medidas concretas".
Los Veintiocho también han acordado cancelar la próxima cumbre bilateral entre la UE y Rusia previa en junio en Sochi y no celebrar "de momento" cumbres bilaterales "periódicas" a nivel nacional con Rusia, al tiempo que apoyaron la suspensión de las negociaciones para su adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa (OCDE) y la Agencia Internacional de la Energía.
Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE ya suspendieron en la cumbre extraordinaria que celebraron a dos días del referéndum en Crimea suspender las negociaciones con Rusia para concluir un acuerdo para eliminar los visados y del nuevo acuerdo bilateral que negocian desde 2008.