Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE expresa "extrema preocupación" por la detención de miembros del HDP en Turquía

La Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha expresado este viernes su "extrema preocupación" por el arresto de los dos líderes -- Selahattin Demirtas y Figen Yuksekdag-- y al menos nueve parlamentos del partido prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) en Turquía.
"Extremadamente preocupada por la detención de Demirtas y otros diputados del HDP. En contacto con las autoridades", ha dicho Mogherini a través de las redes sociales, tras conocerse la operación que se ha enmarcado en una investigación por presunta propaganda terrorista.
En la misma declaración, la jefa de la diplomacia europea ha informado de que ha convocado una reunión en Ankara de los embajadores de todos los Estados miembros para examinar la situación.
En una declaración posterior firmada junto al comisario de Ampliación, Johannes Hahn, Mogherini ha recalcado que Demirtas y Yüksekdag han sido democráticamente elegidos como representantes en la Asamblea Nacional y que son dos interlocutores "de confianza y valiosos" para la Unión Europea.
Estas detenciones, sumado a la retirada de la inmunidad a más de 130 parlamentarios el pasado mayo, "compromete" la democracia parlamentaria en Turquía y "agrava" la ya de por sí "tensa situación" en el sudeste del país, según han advertido Mogherini y Hahn.
La Unión Europea considera el PKK un grupo terrorista y ve "legítimo" actuar contra él, pero esa lucha "nunca debe minar los principios básicos" de la democracia, han añadido.
Así las cosas, la jefa de la diplomacia europea y el comisario de Ampliación han instado en un mensaje dirigido a las autoridades turcas a "salvaguardar" la democracia parlamentaria y a respetar los Derechos Humanos en el país.
"Seguiremos pendientes y evaluando la situación, junto al Consejo de Europa, en coordinación constante con los Estados miembros", concluye la declaración.