Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE levantará la exigencia de visados a ciudadanos de Georgia

La Unión Europea ha alcanzado este martes un acuerdo provisional para eliminar la exigencia de visados para ciudadanos de Georgia que visiten la zona sin fronteras Schengen para estancias de corta duración de hasta 90 días, según ha informado la Eurocámara en un comunicado.
Los negociadores del Parlamento Europeo y del Consejo de la UE han pactado este martes un acuerdo provisional, que aún debe ser aprobado formalmente por los Estados miembros y por el pleno de la Eurocámara, probablemente en enero.
En cualquier caso, los socios comunitarios han vinculado la propuesta para eximir a Georgia de la necesidad de visado para viajar al espacio Schengen al refuerzo del mecanismo de suspensión de visados con terceros países, sobre el que ambas instituciones llegaron a un acuerdo la pasada semana y que se votará en sesión plenaria de la Eurocámara este jueves.
De esta forma, la eliminación de la exigencia de visados para ciudadanos de Georgia entrará en vigor en la misma fecha en la que se adopte la reforma del mecanismo, cuyo objetivo es facilitar la suspensión de visados cuando se detecte un aumento "sustancial" del número de los nacionales de un país en situación irregular en la UE.
La UE y Georgia iniciaron el diálogo para eliminar la exigencia de visados en 2012. La Comisión Europea propuso en marzo levantar la exigencia de visados al concluir que Georgia había cumplido con todas las condiciones necesarias.
Una vez aprobado, los ciudadanos georgianos con pasaporte biométrico que ya no necesitarán visado para viajar durante 90 días, dentro de un periodo de 180 días, por motivos de turismo, negocio o familiares, a la zona Schengen, es decir a todos los países de la UE, salvo Reino Unido e Irlanda, más Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.