Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE ve "inaceptable" la violencia en el Parlamento de Macedonia y exige respeto a la Constitución

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha dejado claro que el episodio de violencia en el Parlamento macedonio de este jueves es "inaceptable" y ha exigido a todas las partes que respeten los principios constitucionales para tratar de salir de la crisis en el país, que es candidato a la adhesión al bloque.
Más de 200 manifestantes nacionalistas entraron este jueves en el Parlamento de Macedonia después de que el gobernante Partido Social Demócrata y las formaciones defensoras de los ciudadanos de etnia albanesa se hayan aliado para elegir como presidente de la Cámara a un miembro de esta comunidad. El propio el líder socialdemócrata, Zoran Zaev, ha sufrido heridas leves después de verse inmerso en una pelea a puñetazos.
"Lo que hemos visto en Skopje es especialmente preocupante y muy triste para todos. La violencia siempre es inaceptable y más cuando ocurre en la casa de la democracia, el Parlamento", ha avisado la jefa de la diplomacia italiana en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de los ministros de Exteriores de la UE informal en La Valeta (Malta), a la que se sumarán después sus homólogos de los países candidatos a la adhesión, incluido el macedonio.
Mogherini ha avisado de que "todos en Skopje deben respetar los principios constitucionales" y "la democracia" para "intentar sacar al país de esta crisis, que puede ser muy peligrosa".
La jefa de la diplomacia europea ya condenó este jueves "en los términos más firmes" los actos violentos, "totalmente inaceptables", apeló a "la calma y la contención" y dejó claro que la Policía y el Ministerio del Interior macedonio "deben garantizar la seguridad del Parlamento y sus miembros" en un comunicado conjunto con el comisario de Ampliación, Johannes Hahn.
Ambos defendieron la necesidad de que "la democracia siga su curso" y consideraron "positiva" la elección de Talat Xhaferi como presidente de la Cámara.
Mogherini y Hahh dejaron claro que el diálogo político entre las instituciones "es la única vía adelante" e instaron a todas las fuerzas políticas a respetar la Constitución macedonia y actuar conforme a los principios "democráticos" y de "decencia y sentido común". "La Unión Europea está lista para trabajar con el Parlamento en las reformas necesarias para que el país avance en su camino europeo", subrayaron.
También el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, admitidó "consternación" por los ataques en el Parlamento macedonio. "Todas las partes deben respetar el proceso democrático e implicarse en el diálogo, no la violencia", reclamó a través de las redes sociales.
TENSIONES
Macedonia estuvo al borde de la guerra civil en 2001 por una ola de insurgencia de la minoría albanesa. Aunque la mediación internacional logró calmar la situación, las tensiones étnicas aún persisten a día de hoy y también se trasladan al terreno político.
El país carece de un gobierno efectivo desde 2015, a raíz de que un escándalo de espionaje tumbase la administración del bloque nacionalista VMRO-DPMNE. Las últimas elecciones tuvieron lugar en diciembre de 2016, aunque desde entonces no se ha logrado formar gobierno.
Los diputados del VMRO-DPMNE han puesto en duda la legalidad de la votación para elegir presidente del Parlamento, argumentando que no se utilizó el sistema electrónico habitual porque la sesión había concluido formalmente.