Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE insiste en la importancia de lograr el primer acuerdo global para reducir las emisiones del sector aéreo

La comisaria de Transporte, Violeta Bulc, acudirá a la asamblea de la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO por sus siglas en inglés), que se desarrollará desde este martes hasta el próximo 7 de octubre con el objetivo principal de alcanzar una acuerdo para poner en marcha un mecanismo global que reduzca las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del sector aéreo a partir de 2020.
La Unión Europea anunció a mediados de septiembre su intención de adherirse a este esquema global desde el principio de su aplicación, incluyendo la primera fase voluntaria, que se extendería durante seis años 2027.
En esta línea, el Ejecutivo comunitario ha señalado este lunes en un comunicado que la UE presionará en la asamblea de la ICAO para alcanzar un acuerdo lo más "ambicioso" posible, con el objetivo de lograr un "crecimiento neutro de carbono" en el sector de la aviación a partir de la próxima década.
La propuesta que está ahora encima de la mesa se basa en un principio de compensación a partir de 2020, mediante el cual las emisiones anuales que superen el nivel registrado en ese año deberán ser compensadas. Según esta propuesta, se prevé incluir una fase voluntaria durante los seis primeros años. Después de ese tiempo, el sistema sería obligatorio para todas las partes, excepto par los países que estén exentos de su cumplimiento porque tengan un sector con un bajo nivel de desarrollo.
La UE y los países que forman la Conferencia Europea de Aviación Civil se comprometieron a principios de septiembre a implementar este esquema global en cuanto fuese aprobado en el seno de la ICAO. También Estados Unidos forma parte de la lista de países que se han comprometido en la misma dirección.
Uno de los objetivos de la UE de cara a la asamblea que comienza este martes es convencer al mayor número de países posibles de que se unan al sistema de reducción de emisiones desde la fase voluntaria, sin esperar a 2027.
Con respecto a otros temas que también se tratarán durante la semana que se prolongará la asamblea, la UE centrará sus esfuerzos en afrontar con los socios de la Organización las amenazas ciberéticas y otros aspectos de la seguridad, la gestión de espacios aéreos en zonas de conflicto, el apoyo a países en vías de desarrollo y el tratamiento por la ICAO de vehículos aéreos no tripulados o 'drones'.