Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE destina 270 millones a la construcción y equipamiento de escuelas para refugiados sirios en Turquía

La Unión Europea ha firmado contratos por un valor de 270 millones de euros destinados la construcción y el equipamiento de centros escolares para niños refugiados sirios y sus comunidades de acogida en Turquía, según ha informado la Comisión Europea este viernes en un comunicado.
El Ejecutivo comunitario ha explicado que con estos contratos serán construidos unos 100 colegios, que beneficiarán a más de 700.000 menores refugiados procedentes de Siria, principalmente en las provincias del sur y del sudeste de Turquía. Además, la financiación también apoyará al Ministerio de Educación turco en la gestión de las infraestructuras educativas.
El comisario de Política de Vecindad y Ampliación, Johannes Hahn, ha subrayado que la UE sigue cumpliendo con su "firme compromiso" de asistir a los refugiados que viven en Turquía, al mismo tiempo que ha asegurado que los contratos firmados este viernes "mejorarán aún más la infraestructura educativa sobre el terreno".
"Esperamos firmar pronto más contratos en las áreas de la salud, el apoyo socioeconómico, las infraestructura municipal, para dar a los niños refugiados y a sus familias una mejor perspectiva en el país", ha añadido.
En concreto, 200 millones de euros proceden del fondo del bloque comunitario para la asistencia de refugiados en Turquía y los 70 millones restantes del fondo fiduciario regional de la UE en respuesta a la crisis siria.
La Comisión Europea ha destacado que desde marzo de este año la UE ha movilizado 2.200 millones de euros de un presupuesto total de 3.000 millones del fondo para refugiados en Turquía, que está diseñado para abordar las necesidades más críticas de los refugiados sirios y de las comunidades de acogida en Turquía.